¿Nunca se hicieron esa pregunta?

Yo tampoco…

Es como que intenten pensar donde termina el universo. Al pedo. Es como intentar imaginar un color nuevo… al pedo otra vez.

 

 
Ojo, no es que no valga la pena el esfuerzo, bah, en realidad no sé si vale de algo, pero está bueno la compleja paradoja en la que nos deja, que hay cosas que simplemente NO HAY MANERA de saber, lo cual va de la mano con que simplemente hay cosas que NO HAY MANERA de controlar.

Esta incapacidad absoluta para ver algo, saber algo o comprender algo nos propone dos cosas.. o tres.

La primera, RELAX, CHILL OUT, MAN! O sea, no es que tengan que soltar del todo el volante, pero cuando ninguna otra respuesta es una respuesta, soltar el volante puede ser la respuesta.

 

 

La segunda, que este mundo desconocido es fascinante como un videojuego sin fin… ya que JAMAS podremos conocerlo por completo… igual de maravilloso y frustrante, como un Tetris de complejos humanos (So much fun!).

Por tercero creo que tiene que ver con entender que el punto en el que estamos actualmente no es ni cerca el final del camino evolutivo, lo que para algunos en otra época era impensado o imposible o simplemente inexistente siquiera como duda o cuestión, por azar del caótico universo, se volvió una realidad, creando soluciones y por supuesto, nuevos problemas (como el fuego, que abrió tantas puertas y quemó tanta gente de tantas maneras).

Entonces ¿Qué ve un ciego? Bueno, depende el origen de la ceguera. Si nació ciego, simplemente no podemos “comprender” qué es lo que ve porque lo que tiene es un “no-ver” más que un ver, no hay como definirlo, a menos que hubiéramos nacido así, pero en dicho caso tampoco podríamos definirlo, porque no sabríamos con qué compararlo:

 

http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/lo-que-ve-un-ciego-explicado-por-un-ciego.html

 

Los ciegos entenderían el mundo desde la perspectiva del tacto, los aromas, del oído o del gusto, lo cual crearía una versión distinta del mundo que conocemos los demás, ni más correcta ni más incorrecta, simplemente sin la ventaja/engaño de la visión.

 

 

Está comprobadísimo que los ojos condicionan nuestra realidad a veces, más de lo necesario (aunque tienen sus razones, ya que para eso estamos programados):

 

y…

 

(miren aunque sean los primeros 2 minutos!)

¡Suerte!

Anuncios