En esta sección, repasaremos técnicas de dos practicantes patéticos de artes marciales, pero con suficientes golpes como para poder decir algunas cosas sobre técnicas del Kung Fu y otras artes marciales.

¡Recuerden!:

1)      No somos expertos.

2)      Hay MUCHAS variantes de todo esto.

3)      Depende de la experiencia de cada uno puede servir o ser como los rescates a los bancos: ¡Totalmente infructuoso en la vida real!

Luego de ver la patada de empeine y la frontal, hoy nos depara:

La Patada lateral”…

 

 

La patada lateral es sinónimo de potencia. La palanca que ejerce contra la cadera, le da a esta patada una fuerza muy superior a (por ejemplo) la patada frontal. La diferencia radica en que esa palanca articular, le da una fuerza de impacto muy sólido, a diferencia de la fuerza muscular de la extensión de la pierna que tiene la patada frontal, que es absorbida en parte al momento del impacto. En la lateral no hay eso a menos que la resistencia nos desequilibre.

 

 

Ejecución: Como siempre en kung fu, el pie de base apuntando hacia delante y la pierna que sube (la de atrás, por ejemplo) sube con la rodilla hacia el hombro. Mientras se comprime en “resorte” como una serpiente, el pie se base gira ligeramente sobre el metatarso (sin levantar demasiado el talón) y pone el cuerpo de costado, haciendo que la pierna salga disparada hacia el costado del cuerpo, impactando con el talón o con el filo externo del pie. El cuerpo debería quedar de costado, aunque sin dar la espalda y la pierna que da la patada no debería apuntar con su rodilla hacia abajo, sino en paralelo al piso.

 

Efecto: Si el golpe es de lleno, el talón impactará con cualquier punto del abdomen o torso del oponente, infringiendo mucho dolor y posiblemente partiendo costillas si no se cubre adecuadamente y el impacto es total. Si da en el abdomen, es probable que doble al oponente, ya que quitará todo el aire o golpeará la boca del estómago. Esta patada se usa para detener a un adversario avanzando (lo detiene en seco) o para atacar a un oponente luego de una combinación de puños, doblándolo en el lugar si el golpe es seco.

Ejecución alternativa: Una forma alternativa para que sea más veloz (aunque menos potente) es no ladear tanto el cuerpo y sacarla un poco desde el frente y sólo lo suficientemente de costado como para que golpee el filo externo del pie o el talón. Al no tener que girar tanto sobre el pie de base, la patada sale con mayor velocidad, impactando como una patada lateral, pero con la fuerza más bien como si fuera una frontal.

*TIP: Al ser una patada difícil de traer de nuevo si se ha sacado con mucha potencia, conviene ya prepararse para un giro luego de aplicarla o practicar mucho la recuperación.

 

 

Esquive: Esta patada se esquiva de manera similar a la frontal, intentando que el esquive no sea sólo hacia atrás o hacia el costado, sino también un poco hacia delante (en diagonal) para luego del esquive estar algo más cerca del rival y así poder contraatacar. En esta patada tenemos la posibilidad de esquivar y quedar en el lado de la espalda del contrincante, lo cual es muy bueno para aprovechar.

 

 

Lateral con desplazamiento: La gran Bruce Lee! La lateral con desplazamiento se puede sacar desde la guardia (conviene sin que el oponente lo note dar un poco más el perfil) o desde una posición totalmente lateral (si su guardia es así, aunque no lo recomiendo para el novato!). Hay dos formas básicas de sacar la lateral con desplazamiento, la primera es que el pie de atrás se acerca al de adelante y en ese cambio el de adelante sube y golpea con la pierna de costado y el otro, más jugado es la “patada de dragón”, cruzando una pierna por detrás y sacando la que estaba adelante (ahora más atrás) con fuerza y velocidad. No soy muy amigo de cruzar las piernas en un combate, pero depende cuánto se entrene y la confianza que se le tenga, se puede hacer. La lateral con desplazamiento es devastadora, pero OJO, nos deja muy expuestos si la erramos.

 

Lateral con giro: TREMENDA patada para detener a alguien en movimiento hacia nosotros. Una forma de practicar la técnica (que luego se deforma un poco en combate) es, desde la guardia, elevarse ligeramente sobre los metatarsos, girar metiendo la rodilla adelantada hacia adentro hasta que las piernas se enrosquen y lanzar la pierna que estaba detrás hacia el oponente. Cuanto más rápido el giro, más potente la patada, cuanto antes se mire al girar, más precisa será la patada. Primero girar rápido, luego mirar rápido, luego patear rápido. No tanto por consideración al oponente, sino por consideración a ustedes que mientras giren no van a saber hacia dónde se puede haber desplazado el rival y van a necesitar reubicar la patada si este se ha movido.

 

 

Método de entrenamiento: Nada más divertido para entrenar que la patada lateral. Pesas en las piernas y mantener la pierna totalmente recta en el aire. Extender del todo la pierna y subirla y bajarla (agarrados de algún lado), así como también agarrados de algún lado flexionar y extender por completo la pierna (que la rodilla no apunte hacia abajo eh! Les va a trabajar los músculos inadecuados y les va a desvirtuar la patada!). El mismo entrenamiento con escudos descrito en la patada frontal, se puede utilizar para la lateral. Para los entrenamientos de velocidad, (esto se puede hacer con todas las patadas) un buen entrenamiento es patear un foco tantas veces como sea posible durante 30 segundos. Luego se descansa y sigue el compañero y luego se hace con la otra pierna. Si bien trabaja también la resistencia, la tensión y relajación repetidas los va a conectar muy bien con su musculatura.

 

 

Patada lateral en combinación: Es difícil hacer el “uno, dos” y luego meter la lateral, porque toma un segundo más que las otras patadas a menos que se la entrene muy bien. Por eso una recomendación para la lateral es: No la usen mucho. Aprendan a ver y esperar por el movimiento del contrincante, para saber cuándo avanza para golpear con los puños y cuando se les abalance para lanzarles combinación de puños, ustedes le cortan el movimiento con una buena patada lateral. Otra buena forma de combinar, es luego de una patada frontal, a modo de remate o a modo de continuación por si falló la frontal. Se lanza la patada frontal, se la deja caer adelante y se gana distancia para sacar la lateral. Esto también sirve para desequilibrar al oponente si no está listo para que le tomen tanto terreno.

 

PRO: El mayor pro de esta patada es claramente la potencia. Patada MUY fuerte.

CONTRA: La velocidad. Se necesita entrenar MUCHO esta patada para que salga natural, con técnica, fuerte y a tiempo.

 

Con sable láser en la mano es más divertida !

Anuncios