Category: Deportes


Escrito por Dr. Matt WarnockTopics: Lecciones

Siempre me deslumbró la cantidad de músicos que estudian artes marciales, lo que me provocó investigar sobre la conexión entre la música y las artes marciales.

Parece como siempre que estoy en un grupo de artistas marciales o músicos, puedo sentir que hablan de ambos temas al mismo tiempo, como si fueran lo mismo.

Por muchos años pensé sobre esa conexión, que tienen los músicos de artista marcial y que tienen los artistas marciales de músicos?

Ciertamente la gente hace las cosas por diferentes razones, pero no llegué aún a comparar las actividades para entender donde se conectan intrínsecamente.

Me refiero, a que inclusive cuando sé cuánto le puede gustar el crochet a los fisicoculturistas, creo que los lazos entre música y artes marciales, son un poco más fuertes.
(Por cierto, si tienen una imagen de un fisicoculturista haciendo crochet, envíenmela inmediatamente)

Entonces, hoy me puse a pensar en las similaridades entre mis dos grandes pasiones y esto fue lo que encontré:
EL ARTE

Quizás el aspecto más grande de ambas disciplinas es que ambas son verdaderas formas de arte. Ambas te permiten expresarte de formas muy distintas a cualquier otro. Observar a un gran artista marcial, es tan bello como ver a Mikhail Baryshnikov bailando y tan apasionante como escuchar una bella composición musical.

No te dejes engañar por las pavadas que ver en el McDojo de tu cuadra ó los conciertos de sábados en el shopping, hay muchos, pero mucho artistas marciales y músicos que se animan a hacer cosas originales opuestas a la copia sin corazón que se ve en todos lados.

EL TIMING

El timing lo es todo. En música, obviamente la habilidad de tocar en tiempo, mantenerse en tiempo y tocar con el resto es crucial. Para un artista marcial, moverse a tiempo o destiempo de un oponente le puede valer todo un combate, o un movimiento de un estilo tradicional que no coordine los tiempos de pies y manos, puede quedar realmente mal o peligrar el equilibrio.
ATENCIÓN

No es genial ver a esos tipos que se absorben por lo que tocan, sacando mil notas que solo ellos sienten mientras que todo el público lo quiere bajar a patadas del escenario?

O como un músico que toca ocho mil notas por segundo durante una balada, estas personas no tienen ni idea qué es lo apropiado para el momento y situación en la que están.

Las artes marciales son lo mismo, uno no puede tener una postura o lanzar un golpe sin considerar el entorno, la situación: ¿Son varios atacantes? ¿Son experimentados? ¿como me protejo a mí o a otro si mis ataques no sirven? ¿Hay espacio para patear? ¿Los quiero golpear para matar o solo para sacarlos del camino?

Uno cuando enseña se fija de no enseñarle a un niño en su primera clase como clavarle los dedos en los ojos a un rival, ni como romper brazos a una persona iracunda.

Uno debe tener ATENCIÓN en todo lo que hace y esa atención puede ser desarrollada tanto como un músico como por un artista marcial, aunque está ligada a un sentido común, estos aspectos se potencian a medida que uno crece en su arte.

ENTRENAMIENTO / PRÁCTICA

Si te tomás en serio tu arte, sabrás muy bien que requiere constancia y práctica diaria. Aunque seas bueno en tu arte, sabes que no debés parar. Es ese espíritu de constante desarrollo, aprendizaje, crecimiento que sigue el curso natural de la vida. ¿Cuántas veces le ha pasado a un músico darse cuenta que se ha estancado tocando siempre las mismas canciones ó estilos? ¿Cuántas veces un artista marcial ha sentido que no progresa, que su velocidad, altura, fuerza o lo que sea no cambia?

Ojo, ponerse contento por haber llegado a un buen nivel y disfrutarlo está bien, tener un estilo definido, también está bien, pero el hacer algo repetidamente como un robot nos aleja del ARTE.

Y claro, así como mejorar en la guitarra no significa solo “tocar más rápido” tampoco en el arte marcial mejorar significa “golpear más fuerte o rápido”, sino algo mucho más profundo, tu edad quizás no te deje golpear más fuerte o rápido, eso es un hecho, la vida es así, pero la técnica es la que debe ir mejorando, desarrollándose. Si solo te dedicas a enseñar, sin querer seguir mejorando, no vas a ser un buen ejemplo, vas a ser como una radio que dice lo que hay que hacer, pero que no muestra nada realmente.

REVELACIONES

No te puedo decir la cantidad de veces que estuve practicando o entrenando y de repente me llegó una respuesta, una “epifanía”, una revelación: Finalmente se hace ese clic en un momento inesperado, durante la práctica.

En el arte marcial japonés hay un dicho:

詞韻波羅密大光明
(Shikin haramitsu daikomyo)

Más o menos traducido significa: “Cada momento tiene el potencial de traernos iluminación”


Piensen en eso por un segundo. En cualquier momento, sin importar lo que estés haciendo, te puede llegar ese secreto que estaba escondido detrás de una puerta y que necesitabas para seguir adelante.

Lo importante, claro, es seguir practicando/entrenando, con una mente clara y relajada, así la respuesta entra naturalmente a tu mente.

Se necesita de fluir, de dejarte llevar y eso es parte de lo que también nos dan las artes. Si siempre tocás la misma canción o repetís los mismos movimientos, es difícil que nuevas ideas lleguen a tu mente, citando otra vez: “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”
¿Sos artista marcial? ¿Sos músico?
Compartí con nosotros tu experiencia en este tema.
¿No lo sos? Opiná igual, es gratis… por ahora ¬¬

“NO PUEDO”

Lejos de intentar ser un post de auto-ayuda, vamos a intentar demostrar algo.

Esta frase “NO PUEDO” que muchas veces es reemplazada o acompañada de un “ES IMPOSIBLE” la utilizamos a veces como un método de defensa, los alumnos de artes marciales la suelen utilizar cuando les mostramos una técnica “un poco más difícil” de lo normal, pero los mismos que la dicen hacen cosas en otro ámbito que son totalmente posibles.

Por otro lado, nosotros mismos, que enseñamos artes marciales, quizás vamos a tocar la guitarra y nos sale el “esh imposhible” a nosotros, o con cualquier otra cosa (como generar ganancias de las clases, sniff…)

Por eso, decidí un día dejar el “es imposible” o “No puedo” y cambiarlo por un “Sí, dale“. No importa lo que se me pedía en una clase, decía que sí y comenzaba a intentarlo. Muchas cosas cambiaron. No porque uno realmente en el interior deje de pensar que es imposible, o porque empiece a salir bien eso que queríamos lograr (nada es inmediato) pero el hecho de no decirlo, deja una puerta abierta a esa posibilidad… y con tiempo y esfuerzo…

Claro, que LOGRAR algo difícil, requiere constancia y por eso si sucede en algo como un entrenamiento de artes marciales, siempre sugerimos: INTENTAR CIEN VECES.

No así nomás. Hacerlo de verdad: Tomar un papel, hacer cien o doscientas o quinientas lineas o puntos e ir tachándolas luego de cada intento de aquello que querramos lograr.

Al menos una vez al día, tan seguido como podamos, hacer el intento.

El “No puedo” se va a ir transformando en un “quizás no sea imposible”, luego en un “me sale horrible”, para luego ir definiéndose en un “bueno, al final se podía…”. Quizás no sea perfecto, pero convertir un “IMPOSIBLE” en un “POSIBLE” es un gran mérito del cual sentirse orgulloso.

Hagamos esa prueba hoy. Tomen algo que piensen que sea de difícil a imposible y la manera de practicarlo, les doy ejemplos:

– Hacer un dibujo
– Hacer una artesanía
– Hacer una pirueta/acrobacia/técnica
– Hacer un estiramiento
– Hacer una receta
– Hacer un negocio
– Hacer amigos

Cada caso se intenta distinto. No es lo mismo todos los días tomarse media hora para estirar las piernas que todos los días tener que ir a leer o conversar para averiguar sobre un negocio, pero el concepto es el mismo.

Tomen una hoja (si, ¡AHORA CARAJO!), anoten los cien o doscientos o quinientos puntitos o palitos y luego vayan tachando día a día que hagan un esfuerzo REAL por acercarse a ese logro.

En lo particular lo estoy haciendo con la medialuna sin manos (http://www.youtube.com/watch?v=hrPz-QOegyE) si bien tengo varios años en las artes marciales, recién ahora comienzo a practicar esta técnica en detalle.Entonces todos los días se trata de hacer un ejercicio diferente, que me acerque a lograrla, por ejemplo:

– Lunes: Saltos en un pie, ambos pies, etc. Una o dos veces la medialuna común.
– Martes: Piques y ejercicios de explosividad en las piernas. Pruebo medialuna a una mano, despegando las manos, etc.
– Miercoles: Medialuna común varias veces, con descansos y ejercicios de estiramiento.
– Jueves: Sentadillas con peso y ejercicios de lanzamiento de piernas en el aire desde una posición fija.
– Viernes: Pruebo todas las acrobacias que conozco, haciendo énfasis en la medialuna sin manos.

… y así…

Ahora, con un negocio o con una receta no es tan fácil, cada uno tiene su modo de ser mejorado. Una receta puede mejorar viendo tutoriales en internet, averiguando ingredientes y si tienen dinero suficiente, probando todos los fines de semana hacer la receta, pidiendo consejos y buscando quien los ayude.

Un negocio también, deben averiguar, hablar con tanta gente como puedan, moverse, quizás invertir y perder (eso aunque duela, es una realidad), empaparse del tema relacionado al negocio, por ejemplo si buscan invertir en terrenos o propiedades, deben averiguar sobra las zonas, sobre la moneda, sobre la situación inmobiliaria actual, sobre como vendrá el mercado, sobre oportunidades y hablar con gente que lleve algún tiempo haciendo lo mismo.

No se trata solo de intentar e intentar siempre lo mismo de forma bruta, sino de probar distintos enfoques, buscar opiniones, críticas, darle vueltas al asunto. Abandonarlo y volver a retomarlo frescos. Se trata de conocer todo sobre lo que intentamos lograr y no dejar de intentar.

Quizás me tome todo el año sacar la medialuna sin manos, pero créanme, voy a saltar, juntarme con acróbatas, con artistas marciales, con entrenadores, voy a cambiar la dieta si es necesario, voy a comprar calzado, voy a comprar una colchoneta gigante, lo que sea que necesite para sacarla, porque me decidí a que este año me salga y cualquier cosa que ayude a acercarme a eso, será bienvenido.

Claro que en el fondo es decidirse y ponerle voluntad, nada más. Bueno y disfrutar el proceso creo que también es una buena manera de hacerlo más “posible”…



Así que ya saben, fíjense sus “no puedo” ó “es imposible” porque hay pruebas más que suficientes en sus propias vidas de que cosas que parecían imposibles pueden volverse posibles y hasta a veces: cotidianas o fáciles. 

Prueben el ejercicio anotándose todo en un papel y experimenten.

¡Cuéntennos sus éxitos y fracasos!

Crap! Terminó siendo auto-ayuda!? Esh imposhible!

205398cb8a76ff0d09f2ec5199ac8d04
Hoy mientras veía un yuta sacando de su auto a un ciudadano para apalearlo me acordé del The Anarchist Cookbook un libro escrito en 1969 que tenia varias ideas para enfrentarse al sistema, comunicaciones under, drogas y hasta cómo discutir con la cana (cosa inservible para este ciudadano Argentino por ej) su autor, como suele suceder, se arrepintió toda la vida de haberlo escrito  (cual Betty Page), creo que el libro jamas fue traducido (van a encontrar miles de copias malas por la red), y realmente creo que este libro se hizo famoso porque tiene información real escrita por alguien que sabia realmente del tema. Pero ¿qué tanto sabia?
Hoy día tiene “recetas” naif como:
Bomba de pintura:
Necesitas una lata de pintura de metal con tapa y hielo seco.
Vas a la puerta de tu ex, pones la lata frente a ella (que no este totalmente llena), echas el hielo dentro y cerras la tapa lo mas fuerte que puedas. Dependiendo de la proporción de hielo, de pintura y el tamaño de la lata (o el recipiente) vas a esparcir mas o menos pintura. Con practica podes hacer de esto una ciencia. No olvides el ring raje.
Tiene otras mas complicadas que realmente se usaron varias veces, como:
Bomba de fertilizante:
Materiales:
  • Algodón
  • Papel de diario
  • Fertilizante (químico) no natural.
  • Nafta
  • Una mecha (la que elijas)
Hacer una bolsita con el diario, poner dentro el fertilizante, agregarle el algodón, verter el nafta sobre el algodón, encenderlo y correr (la mecha es a elección). La explosion es muy fuerte, recomiendo correr rapido y no hacerlo en lugares cerrados, jamas sobreestimes a ningún explosivo, esta es la regla nº 1: si podes verlo, te puede matar.
Y tiene algunas cositas realmente geniales como:
Bombilla explosiva de napalm:
Materiales:
  • Bombilla de 100w
  • Telgopor o Jabon
  • Polvora negra (abrir algunas balas)
  • Kerosene o Nafta
  • Cinta adhesiva
  • Un soplete, mechero, etc
  • Pegamento
Desenroscar la bombilla (estan pegadas al metal, calentarla y se separan) o hacerle un augerito arriba.
Adentro se puede verter o bien polvora (hasta que toque los filamentos sin romperlos) o bien es posible agregarle Napalm (que no se apaga) y es facil de hacer: Se mezcla la nafta con jabon derretido (o con tergopol) hasta que se hace una compota. Re-pegar la rosca y enroscarla en el enchufe que mas use la victima.
the-anatchist-cookbook
También tiene algunas cositas que demuestran que el tipo algo de idea tenia como:
Equivalentes químicos:

  • Acido acetico: Vinagre
  • Aluminum Oxide: Aluminio
  • Ammonium Carbonate: Cuernos
  • Ammonium Nitrate: Sal Muera
  • Carbon Carbinate: Tiza
  • Calcium Hypochloride: Polvo para lavar la ropa
  • Calcium Oxide: Cal
  • Calcium Sulfate: Yeso Paris
  • Carbonic Acid: Bicarbonato
  • Ferric Oxide: Oxido
  • Graphite: Lapiz de plomo
  • Hydrochloric Acid: Acido muriatico
  • Magnesium Silicate: Talco
  • Sodium Bicarbonate: Soda para hornear
  • Sodium Hydroxide: Agua alcalina
  • Sodium Silicate: Vidrio
  • Sulfuric Acid: Acido de Batarias
  • Sucrose: Caña de azucar (azucar comun)
  • Zinc Chloride: Tinner
Y finalmente tiene cosas realmente inútiles (como hacer drogas, como matar a alguien en una pelea, leyes, armas caseras, bombas de olor, etc) que tal vez servían hace 45 años pero hoy están en todos lados o bien las compras a China.
Recientemente los chicos de VICE testearon algunas de estas recetas y comprobaron que algunas podrían servir:

Si van a buscar el libro, recomiendo la versión original, ni intentos de traducciones, ni resúmenes, ni “actualizaciones”, y si ven que dice “anónimo” sepan que el libre se vende y tiene regalías hace varias décadas ya (su autor vendió los derechos allá cuando estaba enojado con el mundo), hasta hicieron una película pedorra en el 2002.

A la pregunta ¿Sirve este libro? pues… hoy día ya no, es mas probable que cambies el mundo estudiando mucho algo que te apasione, pero es un buen sustituto para sentirse Tyler Durden, al menos por un rato.

naranja_1

The Anarchist Cookbook

Seleccionadas de las más consultadas por nuestros miles de lectores…

 

 

1)      ¿Es bueno sudar mucho cuando se hacen deportes?
Sí y no
. Es bueno sudar porque quiere decir que hay cierta exigencia, pero recuerden que solo con agua no se repone todo lo que se pierde con el sudor y que sudar en exceso puede también es un problema que debe ser visto por un médico ya que los puede deshidratar durante la práctica.

2)      ¿Funciona la Gatorade?
. Así como la mayoría de las bebidas isotónicas la Gatorade o Powerade funcionan, cada una a su medida (y sus homónimos en otros países)
Wiki: http://es.wikipedia.org/wiki/Gatorade

3)      ¿Es lo mismo tomarse un Gatorade/Powerade que tomarse un Speed / Red Bull / etc? 

NO. Con sólo leer el contenido de cada uno, ya verán que es distinto. La elevación rápida de glucosa artificial de una bebida energizante es de más rápido ascenso de la “sensación” de energía y de más rápida bajada, diferente a tomarse una Gatorade que si bien no nos va a reponer rápidamente, nos va ayudar a mantenernos bien nutridos y con la energía más estable.

4)      ¿Existe una fruta que cura cáncer?
NO
. Sólo CIERTAS vacunas y procedimientos médicos se han corroborado como contundentes contra el avance del cáncer.
Wiki 1: http://es.wikipedia.org/wiki/Prevenci%C3%B3n_del_c%C3%A1ncer_de_pr%C3%B3stata
Wiki 2 (extracto): “La fruta [habla en general de las frutas] contiene múltiples micronutrientes que actúan sinérgicamente como antioxidantes y parece que son sustancias protectoras contra el cáncer, demostrado en estudios epidemiológicos en el cáncer de próstata cáncer de colon. Además protege de múltiples enfermedades crónicas como la arteriosclerosis y la diabetes mellitus

5)      ¿Pero es cierto que la Guayaba tiene poder anti-cancerígeno?
No
, eso es un Hoax pedorro que ronda internet: http://www.mianamnesis.com/2011/01/los-hoax-y-la-medicina-la-chirimoya-no-cura-el-cancer/. Como cualquier otra fruta, tiene ventajas preventivas, pero NO va a ser un reemplazo para quimioterapia u otros procedimientos médicos. Pero si pueden, sí, ¡Coman fruta! Hace bien.
6)      ¿Es cierto que la natación es el mejor deporte para la salud?
No
. Si bien la natación es MUY buena para la salud (capacidad muscular, respiratoria, coordinación, etc) no se puede decir que es el MEJOR deporte para la salud porque la salud de cada persona es distinta y cada necesidad es diferente. Lo que pasa es que además de ser muy saludable hacerlo, la natación tiene poco nivel de IMPACTO (como lo tiene correr o saltar, o jugar al fútbol o al básquet) ya que no hay superficie dura sobre la que uno tenga que desplazarse. Por eso suele ser muy recomendado por médicos. Pero ¿El más saludable?
7)      ¿Más proteína más músculos?
Sí y no. Primero, a la proteína hay que agregarle EJERCICIO. Segundo, depende qué músculos quieras entrenar, va a ser distinta la musculación que te genere dicha proteína. Sugiero asesorarse MOOOOOY bien antes de ponerse a comer toneladas de huevo al pedo.
http://es.wikipedia.org/wiki/Nutrici%C3%B3n_deportiva#Empleo_de_las_prote.C3.ADnas

8)      ¿Es necesario elongar/estirar para hacer deportes?
Depende
. El ejercicio la MAYORÍA de las veces exige los músculos lo que hace que se expandan los músculos, que luego en frío hace que se compriman mucho, la elongación LUEGO del ejercicio es fundamental para casi cualquier deporte ya que ayuda a lidiar con esos cambios de extensión muscular, dándoles flexibilidad y evitando que se desgarren o lesionen. La discusión que todavía veo que muchos tienen es si es NECESARIO elongar ANTES de entrenar. En las artes marciales por ejemplo siempre se elonga un poco antes de entrenar para preparar los músculos para las extensiones de piernas y eso siempre ha funcionado bien, pero es muy distinta la exigencia de extensión de piernas del Kung Fu a la del fútbol, por ejemplo, así que eso habría que verlo en cada caso particular.

9)      ¿Hay que quedarse con la lengua afuera para que un ejercicio sea efectivo?
No
. Al menos, no siempre.  Los ejercicios deben depender del objetivo que se quiera lograr. Si quieren aprender a pelear más allá del estado de agotamiento y más allá de mi capacidad respiratoria (como un luchador profesional o un artista marcial) sí entonces será necesario que practiquen hasta que les quede la lengua afuera, porque es ESE PUNTO al que van a querer llegar en la mayoría de los casos, esto se llama ejercicio anaeróbico. Pero tampoco hará falta que SIEMPRE queden así, porque se estarían perdiendo otros trabajos físicos dentro del estado aeróbico, que son complementarios a la práctica. Por ejemplo, la práctica primaria de técnicas, no pueden hacerse en estado anaeróbico, sí puede perfeccionarse o mejorarse en ese estado, pero la primer parte del aprendizaje, necesita ser en un marco aeróbico más natural. (Cuesta pensar en la técnica cuando uno tiene menos aire que globo de payaso), como siempre, usen el sentido común, averigüen y no crean en mitos y extremos.
Anaeróbico: http://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicio_anaer%C3%B3bico
Aeróbico: http://es.wikipedia.org/wiki/Ejercicio_aer%C3%B3bico

10)   ¿La sal engorda?
No. Pero retiene líquido y eso va a hacerte estar más pesado por consiguiente.
Link: http://www.abc.es/salud/noticias/verdades-mentiras-alimentacion-14237.html

Este es el problema, no la sal…

 

Hay muchos mitos más, hay muchas mentiras y desmentidas que faltan que quizás aún haya por investigar, pero como siempre les decimos a nuestros millones de lectores, no crean todo lo que leen, no crean todo lo que les dicen, investiguen y si pueden y no hace taaan mal, comprueben por cuenta propia.

5 consejos para entrenar

Alguno puede servir para cualquier tipo de entrenamiento, esto más que verdades absolutas, son cosas que se me ocurriría decirle a cualquier gil que venga a entrenar al gimnasio de Kung Fu, pero claro, pueden servir para cualquier otro arte marcial o deporte donde los objetivos sean más o menos los mismos.

Que se yo, en sí, si están realmente decididos, no hay consejo que valga, ni obstáculo que los vaya a detener, pero quizás algún rezagado necesita armar una cierta idea antes de emprender un camino sin retorno hacia un verdadero entrenamiento o está medio bloqueado en medio del camino. Recuerden que la voluntad y una verdadera motivación, lo son TODO!

Bueno, acá van los consejos, intentando ser más prácticos que abstractos, pero imposible separar ambos mundos del todo:

1) Escuchen al cuerpo

Escuchar al cuerpo me sirvió para entrenar durante más de diez años y seguir casi sin lesiones, llegando al límite y mejorando en comparación a lo paquete que era cuando empecé (ahora soy paquete, pero menos paquete).

El cuerpo nos habla en todo momento, se comunica con dolores, con incomodidades, con una intuición que a veces es tan sutil, que la ignoramos.

Aprendamos a escuchar al cuerpo. Si no PUEDE más, lo va a decir, si está resentido y necesita descansar, lo va a decir. Si necesita elongar más, lo va a comunicar, si necesita reforzar una cierta musculatura, también se los va a hacer saber.

Aprendan a escucharlo, no se necesita magia alguna, es un poco de paciencia, sentido común y de no ignorar ninguna de las dolencias del cuerpo.

Cuestiónense todo lo que diga, para aprender a escucharlo.

Me duelen los pies. ¿Será que se me vencen los arcos de los pies? ¿Necesitaré plantillas? ¿Será por eso también que me duelen las rodillas después de ciertos entrenamientos?

Me duele la espalda. ¿Es su posición correcta durante todo el entrenamiento? ¿No estaré sacando mucho la cola hacia afuera? ¿Me faltará reforzarla con algunas espinales? o al revés, tengo que entrenar menos espinales porque la flexión de la espalda me está haciendo doler la cintura…

No subestimen ni sobree-estimen los dolores.

Un dolor no es el FIN del entrenamiento, sino más bien una guía de si estamos haciendo bien o mal las cosas.

A ver, es común que duela TOOOODO el cuerpo después de un entrenamiento FUERTE en serio, pero eso no significa que todo dolor sea igual, hay dolores por agotamiento, por uso del cuerpo y hay otros que son por mal uso.

Toma algún tiempo identificarlos, pero si escuchan al cuerpo y consultan con gente que sepa, siempre van a aprender a develar sus mensajes.

Escuchen al cuerpo y que los guíe para cada vez entrenar más, mejor y ¡Lastimarse lo menos posible!

Él no escucha al cuerpo, el LE GRITA A SU CUERPO!!! HELL YEAH!!

2) Cuiden sus rodillas

Esto suena a consejo de la abuela, pero las rodillas juegan un papel protagónico en casi cualquier entrenamiento marcial.

No se trata solo de no golpeárselas. Se trata de no sobrecargarlas, de no sobre-exigirlas.

Se trata de que cuanto más agotados están los cuádriceps, los músculos superiores de las piernas, las rodillas más peso van a tener que soportar.

Fortalezcan sus cuádriceps, su cadera, fortalezcan su posición ante el piso, que sus rodillas no se inclinen hacia adentro, que siempre tengan bien distribuido el peso entre los músculos de los muslos, los pies y los gemelos, evitando que la rodilla haga todo el trabajo.

Para las posiciones bajas, tengan cuidado de que su rodilla no sobresalga hacia delante (más allá de los dedos del pie), que el talón esté bien apoyado (si lo permite el estilo).

Controlen en los saltos, que la caída sea tan suave como puedan, esto va para todas las articulaciones, pero en particular para las rodillas.

El único tiempo que estuve sin poder entrenar por sobre-exigirme, fue cuando mi rodilla no pudo más y no me permitía flexionar mi pierna y ponerle siquiera un poco de peso.

Les voy a ser sincero, se me curó ignorándola, tragando saliva y entrenando nuevamente, pero no le recomendaría a nadie ese método, más bien recomendaría reposo ya que en general he visto mejores resultados estando en reposo que con mi método de “no puedo estar más sin entrenar, me voy a entrenar aunque me explote la rótula”.

De todas maneras, siempre ante dolores, consulten con un especialista, que aunque él no sepa sobre lo que ustedes entrenan (ténganle paciencia!), suelen saber sobre la mayoría de las lesiones y si lo que les dice no los convence, por vagancia que les de, vayan a ver a otro médico, sobretodo si pueden alguno que esté acostumbrado a tratar lesiones deportivas o que sepa sobre entrenamiento. Aunque sea para confirmar o refutar lo dicho por el anterior, la mayoría de las veces esto es solo para quedarse tranquilos, pero lo importante es que cuanto antes tengan un diagnóstico, antes podrán empezar a entrenar.

¡Su cuerpo, su salud y su entrenamiento lo valen!

3) Midan sus realidades pero pónganlas a prueba

Conozcan sus limitaciones, pero no permítanles ser el horizonte, el techo, el final del camino.

Yo sé que así como estoy, no puedo competir en un torneo internacional de profesionales, pero quizás pueda mañana participar de un torneo local, el año siguiente en un panamericano y quien sabe si el siguiente o un par de años más, en un internacional de profesionales.

Ser realistas les va a permitir dos cosas: No sobre-estimarse, ni frustrarse.

Ser verdaderos guerreros les va a permitir superarse y que no exista el “no puedo” o el “imposible”.

Si se auto-engañan con el “todo es posible” pero no se ponen metas REALES, todo va a quedar en un mundo de ilusión. Usen las metas reales como escalones hacia esos “sueños” y no dejen de mirar el camino y no dejen de sudar por él, lo que ayer era imposible hoy es una realidad o está más cerca de serlo, sigan remando!

4) Sepan definir hasta dónde quieren llegar y una vez trazado el camino, NO se detengan! 

Es imporante saber cuál será el rumbo del barco, el destino. Si saben eso, sabrán cómo efectivizar su tiempo, su entrenamiento, qué descartar y qué considerar.

Si saben lo que buscan, podrán tener en claro cuál es el camino más corto, los atajos, las vías obligadas, los desafíos. Claro que siempre habrá oportunidad de ser espontáneos, de rearmar el plan, de trazar un nuevo rumbo, pero empezar con una idea de hasta dónde quieren llegar, inmediatamente les dirá las herramientas y el sacrificio que necesitan.

¿Quieren solo divertirse y saber un poco? Entonces le pueden dedicar un par de horas semanales.

¿Quieren ver cambios reales en poco tiempo? Quizás una hora por día, todos los días.

¿Quieren ser campeones nacionales/internacionales o más? Entonces comiencen a considerar entrenar varias horas, todos los días.

¿Quieren ser profesores/maestros y tener alumnos? Entonces sepan que no sólo se trata de entrenar y perfeccionar, sino también de entender lo que hacen, de ver su entorno, de comprender a las personas, que pueden entrenar menos tiempo, pero seguramente entrenarán por mucho más tiempo porque jamás deberían parar de entrenar.

Esto que describo es sólo a rasgos generales, hay gente con mucho talento natural, que sólo entrenando un par de horas semanales pueden estar listos para un campeonato (no es mi caso, así que desconozco por completo lo que es esto! pero puede ser…) al mismo tiempo hay maestros que han entrenado tan fuerte por tanto tiempo que en el futuro puede que no los vean entrenando fuerte, sino más bien repasando, pero para transmitirles lo que deben saber, tienen otros métodos.

Saber a dónde quieren llegar es un buen inicio para saber cuánto y cómo deben entrenar y les puede quitar algún peso de encima y algo de ansiedad.

Anoten, planifiquen, cambien, sean realistas y no se decepcionen, frustren ni pierdan del objetivo, mantengan la cabeza fría y el cuerpo caliente.

…y una vez trazado el camino, no paren, que el cuerpo los pare, que el mundo entero los pare, pero que no los detengan sus dudas, sus miedos, las opiniones, falsas ideas, pensamientos mediocres, A FONDO!

5) Disfrútenlo

Me parece de todos los consejos el único más importante.

¡Hagan lo que hagan, amen lo que hagan!

Suena un poco hippie y utópico, pero aún con el dolor, el estrés y todo lo que se puede generar, entrenar debe ser un camino que se disfruta. Quizás no sea necesariamente “placer” mientras sudamos y nos gritan “1 minuto más” cuando ya no podíamos más, pero luego de eso, si sienten alegría en su corazón y si no pueden esperar a que ya sea la hora o el día del entrenamiento, es que lo están disfrutando (y probablemente que sufran de esquizofrenia, pero ese es otro tema!) y no dejen nunca de disfrutarlo. Aunque a veces puedan tener vagancia, miedo, estén cansados del dolor, todo eso es natural y hasta diría que casi necesario, pero si lo siguen disfrutando y saben que duela lo que duela, van a ir a entrenar igual, eso es lo que importa.

El día que sientan que se ha vuelto más un trabajo que un placer, aléjense por un tiempo del entrenamiento, dense un descanso y su cuerpo y corazón no tendrán reparo en decirles la verdad sobre si quieren volver o no.

En mi caso, pasa una semana y ya siento abstinencia, temblores y frío… jajajaja

En resumen: Escuchen al cuerpo, cuídenlo, midan rápidamente objetivos, denle duro hasta su objetivo, supérenlo, ténganse paciencia y por sobre todas las cosas:

¡DISFRUTENLO!

Advertencias previas:

  • No somos maestros ni expertos, sólo practicantes, así que no den nada por sentado.
  • No intenten ni apliquen absolutamente nada de lo aquí mencionado sin instrucción adecuada o supervisión de alguien que sepa en serio, sobretodo si no quieren salir en un Fail Compilation.
  • La única intención de este documento es afilar detalles de la técnica, revisar la técnica que puedan tener o mostrar una alternativa a aquella que lleven practicando (todas las escuelas tienen sus propias reglas, estructuras, enseñanzas y delirios, así que tómenlo con calma)
  • Van Damme apesta.

Como verán habitualmente, el Kung Fu no desarrolla demasiada masa muscular, o mejor dicho, no genera taaaanto volumen muscular. La masa más bien queda comprimida y la fibra se aloja en las partes exactas que se necesiten para lo que requiera el arte marcial. Por ejemplo los estilos del sur suelen desarrollar antebrazos y hombros muy fuertes, en cambio los norteños suelen desarrollar estilos que tonifican y acrecentan los cuádriceps y deltoides. Un guerrero Shaolin (en general) es delgado, aunque con fibras musculares muy marcadas en ciertas zonas. Si bien no es así en todos los casos, es una generalización bastante acertada.

El estilo “inteligente” de combate del Kung Fu hace que no debamos generar masa muscular excesiva para ganar potencia de golpe. Claro que la masa muscular siempre incrementa la fuerza si se entrena bien, pero también añade peso y en el Kung Fu es importante ser liviano (en la mayoría de los estilos), por eso se hace mucho hincapié en las piernas fuertes y brazos tonificados, pero no pesados, al igual que pecho y torso en general, no se incrementa demasiado para no cargarlo y quitarle equilibrio a las piernas.

Ojo, esto no es porque “es el estilo definitivo” y los “shaolin tienen la razón”, sino más bien esto está relacionado con la diminuta complexión de los orientales, ya sea del sur o del norte, difícilmente tengan el tamaño de un luchador peso mediano-pesado africano o europeo. Es una cuestión práctica, de aprovechar lo que se tenga y mejor aún, lo que seas: ¿Somos chiquitos? ¡Seamos livianos! ¿Somos delgados? ¡Seamos flexibles y rápidos!

Aunque siempre hay estilos que hacen una cierta excepción, por ejemplo en Capoeira se puede ser muy grande arriba (torso y brazos) y saber manejar bien las piernas (Torsos musculosos, pero piernas ágiles). Por supuesto, eso tiene que ver con la cantidad de tiempo que pasan boca abajo sosteniéndose sobre sus brazos, así como la combinación con el ritmo y el baile lo que les da la agilidad.

Entonces ¿Por qué explicar todo esto? Porque es importante que al practicar puños en Kung Fu se entienda que se va a utilizar más la mecánica del cuerpo que la musculatura en sí. La musculatura es un “disparador”, pero en sí, la fuerza la estarán haciendo todas las palancas articulares, así como también la cintura y claro, los nudillos!

No se preocupen tanto por la tensión muscular, sino más bien por el correcto posicionamiento tanto de los pies, como de los hombros, cintura y cadera. Todo debe conjugarse en perfecta armonía y así lograrán golpear fuerte sin que sus brazos parezcan poder golpear tan fuerte. (Soy una mosca y pego como un ser humano normal/fuerte, así que créanme! Inténtenlo)

Bien, primer paso para un buen puñetazo en el Kung Fu:

1) Estar bien parado.

Parece una tontería, pero realmente es básico. Si bien a todos nos gusta el estilo descontracturado y saltarín de Bruce Lee, eso se gana con mucha maestría y primero conviene hacer todo desde posiciones estáticas para luego poder aplicarlo en movimiento (o en intermitencia entre posiciones estáticas y movimiento constante)

Probemos lo primero: Pongan los pies paralelos (sí, sé que no van a aprovechar todo el peso del cuerpo, etc, pero estamos “probando”)

¿Listo? La separación de los pies, es la misma distancia que tienen sus hombros. Pie derecho a la altura de hombro derecho y lo mismo con el izquierdo.

¿Se sienten bien parados? ¡A que pueden más! Usen los dedos de su pie, el metatarso, la parte delantera del pie y el talón como si fueran las garras de un águila, busquen agarrarse al piso como si realmente tuvieran garras en los pies y el piso fuera una rama.

¿Lo sienten? Intenten despegarlo. Bien. Si lo hicieron bien, deberían sentir un inusual arraigo al piso. Bien hecho, el fundamento para aprender a moverse bien es saber pararse bien, así que es un buen comienzo. Si no les salió, inténtenlo con otro calzado o descalzos o en otro tipo de piso.

2) La energía sube por las piernas, llega a la cadera y transmite esa energía a la cintura, de la cintura se extiende hacia el hombro y luego por todo el brazo hasta el puño, que impacta con fuerza.

Aunque esto suene muy lento, interiormente deben sentir que la energía es como un rayo: Si bien viene desde el cielo hacia la tierra, su recorrido dificilmente puede verse, rápido como el relámpago el golpe es como una cadena, cuya trayectoria no se delata aunque venga desde el pie. Como el buen Bruce decía, “Que tu oponente sienta el golpe, antes de verlo”

Sientan el recorrido, comiencen haciéndolo lento, pero con el tiempo este recorrido debe hacerse tan rápido que no delate el golpe. Practiquen con diligencia.

Puño recto en una de las posturas tradicionales de Kung Fu

3) Importante recordar, el golpe que menos se ve es el que tienen menos movimientos innecesarios.

El Kung Fu habla del ahorro de energía, de la simpleza, de lo directo, simple y efectivo. Entonces, debemos recordar esto cuando efectuamos un buen golpe.

El puño que descansa cerrado sobre la cadera (sobre los coaxales de la cadera) no debe elevar el hombro (a diferencia del Boxeo o Muay Thai donde el hombro se usa para cubrir el mentón) ¿Por qué? Porque aunque es sumamente práctico golpear cubriéndonos con el hombro, la base del Kung Fu es no hacer movimientos innecesarios, confianza en el ataque sin necesidad de cubrirnos.

Lo sé, lo sé, esto va en contra de lo que Bruce proponía que era utilizar ataque-defensa en un mismo golpe, pero como les dije antes, Bruce es Bruce… pasó por mucho hasta masticar lo que sabía y generar su propio conocimiento. Inténtenlo así y luego saquen sus conclusiones.

El golpe sale de la “recámara” como le dicen a la cadera y el codo jamás se expone (si alguien nos viera de frente no debería ver que el codo sobresalga) el puño sube y se adelanta directamente lanzados por la cintura, el hombro hasta impactar justo al centro de nuestro cuerpo. Una vez allí el puño se queda, ya que en el estilo tradicional de Kung Fu el puño queda adelanta para utilizar la fuerza centrífuga de su retorno para que gane fuerza el siguiente puño.

Imagínense que delante suyo hay un pequeño orificio, uno solo y está a la altura del centro de su pecho/esternón. El puño tiene que introducirse allí y ese orificio tiene los bordes filosos, así que el puño no puede venir por el costado, tiene que venir ya por el centro.

Una vez que el puño entró en dicho orificio imaginario, ya no puede moverse, no rebota, no se inclina.

De esa manera el golpe es simple y directo, no usa músculos de más y no avisa su trayectoria, va por el centro del cuerpo y perfora hacia hacer un último giro (cuando los nudillos se alinean al antebrazo) JUSTO en el momento previo al impacto, ese giro como de “torniquete” es escencial para darle una potencia extra aprovechando todo el cuerpo.

4) Yin-Yang en el golpe, todo su ser en cada golpe.

Wow! Sí sí, así como suena: Es. Luego de golpear, al volver, ese puño sale del orificio y el otro va a entrar por el MISMO orificio, ayudado por la inclinación de la cintura y de la espalda, que le da distancia y ángulo para salir por el centro sin problemas, mientras que el otro da un codazo fuerte hacia atrás (llevando el puño a la recámara) para darle fuerza al puño que ataca.

Mientras uno vuelve con fuerza, el otro aprovecha esa fuerza para atacar.

¿Complicado? No sean maricas ¡Vayan de a poco! Empiecen en cámara lenta y luego denle fuerza (no velocidad), para ir marcándolo bien, uno a uno. Eso sí, cuando tengan la técnica, NO SE MIDAN!! ¡Pongan TODO en cada golpe!

5) No golpeamos con el puño, sino con la tierra bajo nuestros pies.

Sí, suena exagerado, pero es real. Para iniciar un buen golpe, tienen que sentir que todo su arraigo al piso es la base de la  cual sale el golpe, tienen que sentir su fuerza, su estabilidad, lo implacable que es y la firmeza que les da.

¿Cómo perciben eso?
El pie del lado del puño que golpea se agarra con firmeza al piso, ya que todo el resto del cuerpo va a acompañar al puño y es ese pie el que nos va a servir de ancla para no salir disparados junto a él. Sí, exagerado, pero es la sensación que deben tener.

Tomando la fuerza del piso es la forma que van a lograr que su puño no sólo sea fuerte y rápido, sino también, firme y poderoso.

6) Lo más importante: Entrenen.

Intercálenlo con secuencias de pesas, de flexiones de brazos. Inténtenlo en cámara lenta puliendo la técnica mil veces antes de comenzar a entrenarlo con fuerza, luego con velocidad, luego concentrándonos en golpear más fuerte hacia atrás con el codo (que si están haciendo bien el giro de cintura-espalda debería por consecuencia darle más fuerza al puño que avanza del otro lado).

Entrenen por tiempo (un minuto, dos, tres, cinco, lo que aguanten), entrenen por número (30 puños, 50 ó 100). Entrenen en Ma Pu (las piernas fijas e inmóviles) entrenen…

¡No se pongan excusas! ¡No se rindan! ¡Siempre pueden más de lo que piensan!

Solo: ¡Entrenen!

 

Mejorar la flexibilidad las piernas para las patadas es muy importante. Algunos les dirán que no hace falta, que con el mero hecho de tirar las patadas ya se está estirando, pero esto depende mucho de cada cuerpo, en lo personal recomiendo elongar bien y tanto como se pueda. Por lo menos en mi caso, en el de compañeros y alumnos, se nota mucho la mejoría que si sólo lanzaran las patadas y que estas progresivamente ayuden a su elongación.

En mi opinión, estirar correctamente no sólo ayuda a la ejecución de las patadas, sino a la soltura del cuerpo para desplazarse y también para no lastimarse tanto, dándole flexibilidad al cuerpo ante los cambios bruscos de movimientos.

 

Aaarrrrrgghh

 

No se comparen con luchadores de UFC que levantan 300 kilos de pecho, piensen que ellos entrenan muy específicamente para lo que hacen (y muchos elongan con mucha dedicación), un artista marcial que lo lleve como estilo de vida conviene que tenga más versatilidad y piense en todos los escenarios posibles. Para dejar una anécdota, una vez me resbalé MUUUY feo en una escalera, si no hubiera tenido la elongación medianamente trabajada, no sólo me hubiera desgarrado seguramente (por lo brusco del resbalón) sino también me hubiera caído por la misma, pero la elongación me ayudó en esa situación y en muchas más, sin contar los escenarios de combate y los entrenamientos.

Entonces, pasemos a algunas aclaraciones y luego, a los ejercicios:
ACLARACIONES Y CONSEJOS:

– Siempre elongen suavemente. Sientan su cuerpo, conozcan sus límies y supérenlos con paciencia y constancia.

– La elongación es cuestión de voluntad, como cualquier otro esfuerzo físico, si hoy llegué a la rodilla, mañana tengo que buscar el tobillo y pasado mañana, la punta del pie. Siempre vayan por más, SIEMPRE se puede más de lo que creen.

– Si elongan con un compañero, no “jueguen” a tirar o empujar fuerte, los músculos no saben que están jugando y se pueden resentir fácilmente si se los tironea muy de repente o se rebota sobre ellos.

– Si bien en algunas elongaciones se indica subir y bajar, ese vaivén es CONTROLADO y NO como un rebote, si rebotan el músculo puede lastimarse, cuandose les pide subir y bajar, se refiere a un movimiento controlado, hecho con suavidad y acompañado con todo el cuerpo.

– No se comparen. No se comparen con tal o cual. Este consejo va en realidad para TODA la práctica del arte marcial, no piensen “tal tiene más elongación” o “tal llega hasta la rodilla”. Busquen sus propios puntos fuertes y refuércenlos, busquen sus propios puntos débiles y fortalezcanlos, busquen el equilibrio.

– Denle igual importancia a todo tipo de elongación, hay muchas secciones musculares, no sólo dos o tres y todas ayudan a desarrollar una buena técnica.

– No se dejen llevar por la elongación que tengan durante los períodos de entrenamiento, los músculos se endurecen por la práctica y luego de mucho elongar y entrenar pueden verse más “cortos”, pero es sólo porque los músculos al estar en uso, están en mayor tensión, su verdadera elongación la pueden ver si reposan por un tiempo, cuando los músculos pueden finalmente relajarse y aparece la verdadera elongación que uno posee.

– …y por último: Donde elonguen mucho, fortalezcan también, no sólo es flexibilidad, sino también fuerza y firmeza lo que hace una buena patada.

 

 

Ejercicio 1 – Sencillo –
Requisito: Algún lugar donde apoyar el pie, reja, silla, escalón, cualquier lugar con la altura más o menos de su cadera.

1) Apoyar el pie sobre la superficie elegida con la punta del pie hacia arriba. Con el cuerpo de frente a él.

2) La punta del pie de base, que apunte al pie que está arriba. Si no pueden, intenten buscar una superficie en menor altura.

3) Acomodar la cadera bien de frente a la pierna que está arriba.

4) Ambas piernas tan extendidas como puedan, esto es de crucial importancia.

5) Bajar el cuerpo con la columna tan recta como puedan. Tienen que plegarse como una carpeta y no enroscarse como un bichito.

6) El mentón o la frente que intente llegar a la punta del pie, no a la rodilla (si van a la rodilla, el cuerpo se curva).

7) Cuando lleguen al punto donde comienza a tirar, reposen unos segundos y comiencen a intentar bajar un poco más, que duela unos segundos y luego de nuevo hacia arriba un poco, repitan unas diez veces, SUAVEMENTE, yendo del punto de dolor al punto de reposo.

8) Hechas las diez (quince o vente) veces, intenten mantener 5 o 10 segundos en el punto de estiramiento máximo.

9) Relajen.

Cambien de pierna y hagan lo mismo.

Variación: Este mismo ejercicio se puede hacer con el cuerpo de costado a la pierna (siempre con la punta hacia arriba) y el cuerpo bajando totalmente de perfil, como si quisieran tocar con la oreja la punta del pie (esa tiene que ser su intención). Pruébenlo, it’s a lof of fun!

 

eeehmmm… bueno, como en utilísima, este es el modelo terminado.

 

Ejercicio 2 – A little more complicated –
Requisito: Un piso suave ó colchoneta o ropa abultada o lo que sea.

1) Sentarse en el piso, con una pierna extendida y la otra flexionada detrás del cuerpo.
2) Intentar primero mantener el cuerpo tan derecho como sea posible. Con el peso bien distribuido entre la cadera de la pierna flexionada y la pierna estirada.
3) Con la cola bien apoyada en el piso, primero vamos a inclinarnos ligeramente hacia atrás, esperando unos 10/15 segundos.
4) Pasado ese tiempo, inclinar el cuerpo (con la espalda bien recta) hacia la pierna extendida. Intentando con la mano derecha tocar el pie izquierdo y vice versa cuando hagamos del otro lado. Importante no curvar el torso, mantenerse tan rectos como sea posible. La intención es de llegar con el mentón a la punta del pie y no con la frente a la rodilla. Sostener suavemente entre 10 a 30 segundos.
5) Luego ubicar el punto medio entre la pierna extendida y la flexionada e intentar bajar hacia ese punto medio, sin que la cola se levante del piso. Si al principio lo hace, por falta de elongación, no hay problema. Todo se logra de a poco. Sostener entre 15 y 30 segundos.
6) De a poco, relajar la posición y cambiar las piernas (la flexionada se estira, la estirada se flexiona) repitiendo los mismos ejercicios y consignas hacia el otro lado.

 

Así, cerquita de la pierna, espalda derecha y cara de “no duele, no duele”

 

Ejercicio 3 – COMPLEJO: Estiramiento en el piso (como para cerrar sesión) – Espalda/pierna
Requisito: Un suelo acolchonado, pasto ó una colchoneta, cualquier cosa donde puedan estar acostados cómodamente, que no sea tan grueso como para hundirse (en la cama, NO!) ya que cuanto más firme sea la superficie, mejor para la columna.

1) Acostarse boca arriba.

2) Subir una rodilla tan alto como sea posible y abrazarla (de a poquito pueden ir subiéndola cada vez más), presionando ligeramente hacia el cuerpo. La otra pierna permanece extendida, pero no demasiado tensa.

3) Mantener alrededor de 30 segundos y luego tomarse del pie con la mano opuesta.

4) Sin soltarse el pie (importante) extender la pierna tanto como sea posible, pero que no los mate el dolor, sólo que sientan el estiramiento.

5) Apoyar el brazo extendido con la mano que quedó suelta, palma al piso. (el brazo debería quedar a 90° del cuerpo)

6) Aún tomándonos de la pierna tan extendida como sea posible, nos dejamos caer TAN LENTO COMO PUEDAN hacia el lado opuesto de la mano recién apoyada (la cual nos va a servir de ancla para no caer tan rápido)

7) Nos quedamos con el pie (el que esta siendo sujetado por la mano) apoyado en el piso (si llega, si no, no hay problema) y dado que la mano del otro lado está apoyada lejos, el torso quedará cruzado. Aprovechen para respirar. Giren tanto como puedan, la cabeza y el torso hacia el lado de la mano apoyada boca abajo.

8) Sostengan unos 30-45 segundos. Vuelvan al medio, relajen otro buen tiempo y arranquen a hacer lo mismo del otro lado.

 

stretching exercises photos

Así, pero deberían seguir tomados del pie (aunque la pierna quede un poco flexionada) y con la cabeza mirando la otra mano (si es posible)

Este último ejercicio además de estirar la espalda y la pierna, me ha ayudado a “destrabar” la cadera cuando estaba muy duro después de algún entrenamiento.

 

IMPORTANTE: Si sienten mucho dolor en rodilla, cadera, espalda o cualquier otra parte del cuerpo, como siempre, aflojen y no sigan. En una época yo tenía mucho dolor lumbar y casi no podía hacer este ejercicio y primero tenía que hacer otros estiramientos de columna antes de hacer esto.

 

Cuando visita el señor calambre:

 

 

Si les agarra un calambre, no sigan a menos que intuyan que se va a ir de a poquito.

A veces por la presión que ejercen las articulaciones sobre ciertos ramales nerviosos puede suceder algo parecido a un calambre o puede suceder un calambre propiamente dicho, si viene, desarmen la postura, relajen el cuerpo y vuelvan a intentar. Si el cuerpo no los deja, no sigan! Háganle caso, escúchenlo.

 

 

Relajación

 

De ser posible, está bueno relajarse luego de una sesión completa de estiramientos, respirar tranquilos y no comenzar directamente con una práctica fuerte. Si el cuerpo estiró recién, la musculatura puede estar poco elástica (se resiente luego de ser puesta a mucho estiramiento) y la cadera algo sensible, así que asegúrense de arrancar tranquilos una nueva sesión luego de elongar mucho.

 

 

 

 

 

Que disfruten del dolor! 🙂

 

Entrenar la patada lateral es sumamente divertido. Bueno, no. Pero es muy bueno para mejorar nuestra destreza en esta fantástica patada.

La patada lateral es fuerte y puede doblar a un oponente. Es algo riesgosa si no se aprende a traer la pierna de nuevo, pero es muy efectiva para frenar el avance de un contrincante al que le guste meterse en nuestra guardia.

Los ejercicios que voy a explicar, son todos para entrenar solos, en otro post voy a describir algunos que necesitan de hacerse con alguien más (ya sea para sostener foco/palmeta/mitón, escudo o bolsa)

 

 

EJERCICIO 1

El primer ejercicio que recomiendo, es uno ya comentado en otro documento, pero que vale la pena recordar:

– Tomarse de algún lugar (puede ser inclusive el respaldo de una silla que sea firme).
– Elevar una rodilla con la pierna lo más comprimida contra el cuerpo como sea posible.
– Extender la pierna con el cuerpo de costado, de forma MUY lenta hasta proyectar una patada lateral lo más perfecta posible.
– Cuidar que la rodilla esté siempre apuntando de forma paralela al piso o inclusive un poco hacia arriba, nunca hacia abajo.
– Se mantiene la pierna arriba uno o dos segundos y luego se vuelve a retraer, siempre en altura, sin bajar la rodilla.
– Repetir diez o doce extensiones, tan lentas como se pueda, intentando que la cola no quede hacia afuera, bien metida hacia adentro, para que la patada salga realmente por el costado de la cadera y no tanto por el frente.
– En la última repetición, dejar la pierna extendida totalmente e intentar desde nuestra máxima altura, subir y bajar como un vaivén de arriba a abajo, intentando en cada subida superar la altura máxima de patada que habíamos alcanzado.

 

 

Se puede repetir dos o tres veces por lado. Luego, conviene hacer entrenamientos de velocidad para no perder la explosividad de la patada. Si el músculo está muy agotado, elongar suavemente y dejarlo descansar.

El segundo ejercicio que recomiendo es una variante del anterior, pero trabaja más intensamente el control y es por tiempo y no por repetición, lo cual trabaja más la resistencia de la pierna

 

 

Bueno, al ejercicio…

EJERCICIO 2

– Buscar un palo o algo para marcar altura. Un palo de escoba es más que suficiente.
– Poner dos sillas o muebles o lo que sea, que sostengan el palo a una altura donde sabemos que podemos llegar a pasar la patada.
Por ejemplo: Si yo sé que mi patada lateral llega hasta mi cintura como máximo, pongo el palo apenas unos centímetros más abajo de esa altura. No importa realmente que empiecen bien abajo, todo mejora con tiempo y dedicación.

– Una vez puesto el palo de forma horizontal frente a nosotros, nos ponemos de costado (como en el ejercicio anterior). Nos tomamos de algún lugar (una silla, otro mueble, una reja, o lo que sea) y elevamos la rodilla con la pierna flexionada y pateamos por DEBAJO del palo y luego intentando que el cuerpo se modifique lo menos posible, por ARRIBA del palo. Podemos hacer entre 30 segundos y 1 minuto, pero lo importante es acordarse de los siguientes puntos:

1) Si al comenzar el ejercicio se dan cuenta que pusieron el palo MUY alto o MUY bajo y que se les hace IMPOSIBLe el ejercicio o demasiado fácil, no sigan. Paren y regúlenlo.

2) La rodilla JAMÁS debe apuntar hacia abajo. Yo solía cometer mucho este error aún cuando me lo corregían, pero mi patada lateral se había “educado” para salir con la rodilla hacia abajo, lo que hace que al momento del impacto toda la energía de vuelta va a la rodilla en vez de a la cadera, aumentando la posibilidad de lesiones en la rodilla, lo cual no es bueno para NADA! Tomó MUCHO tiempo hasta que pudiera corregir este “vicio”, que en realidad era una mezcla de vicio y de mala elongación de cadera. Consejo: Ténganse paciencia y no quieran cambiar algo de un día para el otro, ataquen la debilidad y resuélvanlo con tiempo y sudor.

3) NUNCA bajar la pierna. Una vez comenzado el ejercicio, no importa si no pueden pasar la pierna por arriba o les cuesta un inferno, BÁNQUENSELA y aguanten los 30 segundos o el minuto completo intentando lograrlo. Es el intentarlo el que hace que algún día PUEDAN hacerlo.

 

Karate Training - Side Kick

 

4) La pierna se extiende COMPLETAMENTE tanto cuando pasa por abajo, como por arriba. Siempre trayéndola contra el cuerpo, BIEN comprimidos y luego, BIEN extendidos.

5) Si una mano se toma de algún lugar para el equilibrio, la otra mano conviene tenerla elevada en la guardia, JAMAS tomando la pierna que sube y baja.

Este ejercicio está bueno para cerrar una sesión de entrenamiento, ya que termina de liquidar las piernas si se hace bien.
Con que hagan 30 segs o 1 min por lado es más que suficiente, aunque si se sienten con confianza pueden hacer más de una vez cada lado.

Otro consejo es comenzar a una distancia del palo que sea tranqui, pero con el tiempo ir acercándolo lo más posible, para educar la patada para que pueda salir aún con un oponente muy cerca. Cuanto más cerca esté el palo de nuestro cuerpo, más difícil será el ejercicio (háganlo, ya se van a dar cuenta!).

 

 

ESTIRAMIENTO FINAL

Para finalizar, un ejercicio que más que un estiramiento es un precalentamiento para elongar, pero es sencillo para que pueden hacer solos y estimular la cadera para las aperturas laterales. Más adelante veremos estiramientos más profundos.

– Se sientan en el piso (que no esté frío, pongan algo!)
– Extienden ambas piernas tanto como puedan, luego, roten los pies a un lado y al otro, intentando apoyar el arco del pie (del pie derecho, por ejemplo) al mismo tiempo que apoyan la cara externa del pie izquierdo, sacando el movimiento desde la cadera.

– Luego, hacia el otro lado (pie izquierdo apoya el arco interno mientras que pie derecho apoya cara externa). Rotamos suavemente de un lado a otro, durante algunos segundos o 10 veces hacia cada lado.

¡Que lo disfruten/sufran!

En esta sección, repasaremos técnicas de dos practicantes patéticos de artes marciales, pero con suficientes golpes como para poder decir algunas cosas sobre técnicas del Kung Fu y otras artes marciales.

¡Recuerden!:

1)      No somos expertos.

2)      Hay MUCHAS variantes de todo esto.

3)      Depende de la experiencia de cada uno puede servir o ser como los rescates a los bancos: ¡Totalmente infructuoso en la vida real!

4)      No realicen NADA de todo esto sin instrucción adecuada o con alguien responsable con ustedes.

 

Hoy veremos: “Algunos métodos para entrenar patadas”

Primero que nada, vale aclarar algo trillado, pero que no deja de ser verdad: No importa que técnica de entrenamiento utilices, lo que importa es que entrenes REALMENTE FUERTE. Si bien es cierto que hay métodos más “efectivos” que otros para mejorar la técnica, la fuerza y velocidad de patadas, nada funcionará mágicamente y todo dependerá de nuestro esfuerzo, constancia y dedicación, por sobre todo a los detalles.

No importa cual sea, pero ¡La técnica es todo!

Una patada se compone de muchas partecitas, no sólo de tener fuerza en las piernas, se trata sobre el equilibrio, sobre la posición correcta de todo el cuerpo al momento del impacto, se trata sobre soltar la cadera, sobre controlar la musculatura y claro, también de la fuerza muscular, pero hay mucho que entrenar.

Los ejercicios tipo: Correr, sentadillas, tobilleras con peso (o “polainas”), van a ayudar a desarrollar la musculatura, dándole fuerza a las piernas, pero no brindarán control sobre la pierna, ya que una pierna fuerte no necesariamente es una pierna controlada, de lo contrario un futbolista podría dar patadas espectaculares y sin embargo esto no es así en la mayoría de los casos, simplemente porque no entrenan para controlar la pierna en alto, sino simplemente para un tipo de patada, con un tipo de control específico. Eso sí, que no te patee un jugador profesional de fútbol porque… no la vas a contar, dudo que te patee la cabeza, pero la rodilla te va a quedar a la miseria.

El entrenamiento de Kung Fu y en general de casi todas las artes marciales que utilicen bastante las piernas, nos pedirá algo más que sólo la fuerza, ahí es donde vienen los entrenamientos de control.

Correr, hacer sentadillas (o mejor aún, Ma Pu, la postura “a caballo” del Kung Fu), utilizar tobilleras con peso y ese tipo de ejercicios, deberían ser la base del entrenamiento, pero no por eso, el único entrenamiento.

“Así tendrás la colita dura Billy…”

Entrenamiento de control: Los entrenamientos de control son esos que uno termina diciendo “¿¡¿¡Por qué estoy haciendo esto!?!?!? ¡ARRRGH!”, pero dan resultado y son muy buenos para mejorar la técnica, ya que cuando uno puede controlar el cuerpo, puede proyectar la técnica con menos dificultad.
El primero y clásico del Kung Fu, son las posturas estáticas, pero no sólo las posturas bajas como el Kung Pu, Ma Pu, Sie Pu u otras, sino también las posturas estáticas con elevación de pierna.

Ejercicio de elevación, fuerza y resistencia de patada 1:

  1. Ponemos un banquito/banqueta, donde apoyamos un pie.
  2. Con esa pierna que está sobre el banquito, proyectamos una patada, sugiero comenzar con la patada lateral. Intentamos no despegarnos del banquito hasta que la postura del torso, cadera, cabeza y mirada sean correctas y luego elevamos la pierna hasta el máximo de altura que no altere la postura correcta y mantenemos por 30 segundos. Si cuesta mucho, pueden comenzar con 10, luego 15/20 y luego 30, 45, un minuto, etc.
  3.  Intentamos que al terminar el ejercicio la pierna no caiga como si estuviera muerta, sino que baje con la mayor prolijidad posible. Luego hacemos lo mismo del otro lado y luego podemos o cambiar de patada o aumentar el tiempo en el cual mantenemos elevada la pierna.
  4. No sean pillos eh, el tiempo comienza a contar cuando están en el MÁXIMO de elevación e intentamos no bajar esa altura en casi todo el tiempo estimado. El banquito se deja por si la pierna

Ejercicio de elevación, fuerza y resistencia de patada 2:

  1. Nos tomamos de algún lugar firme, si vamos a ejecutar patada frontal, el agarre es con ambas manos ya que estaremos de espaldas al lugar donde patearemos. Si vamos a ejecutar patada lateral, estaremos de perfil y el agarre será con sólo una mano (la del lado que no patea). En el primer caso (frontal) el pie de base apunta hacia el mismo lado donde pateamos, en el caso de la patada lateral, el pie de base apunta hacia afuera y la cadera se intenta abrir lo más posible, sin sacar la cola hacia afuera, esto es cuestión de elongación, ya veremos este punto también.
  2. Suponiendo que hacemos la lateral primero, tomados de costado elevamos la rodilla y en cámara lenta (esto es MUY importante, BIEN lento) extendemos la pierna casi en su totalidad, mantenemos un segundo y la traemos nuevamente. Luego de diez repeticiones, dejamos la pierna extendida y tratamos de subir un poco más, llegando a nuestra máxima altura, durante 5/10 segundos. Luego, CONTROLADAMENTE bajamos la pierna.
  3. Suponiendo que hacemos la frontal, subimos la rodilla a la altura del hombro (o tan alto como puedan) y como si fuera un resorte, desde la máxima compresión de la pierna, extendemos MUY lentamente hasta la casi completa extensión (pero no extendido del todo, una mínima flexión debe haber para cuidar la articulación) con el talón como el punto más lejano, ya que es el punto de impacto, el empeine flexionado hacia adentro. Luego volvemos a traer hacia el hombro y repetimos lo más lento posible unas diez veces. En la última repetición, dejamos la pierna extendida e intentamos lo mismo, elevar la pierna tan alta como podamos. Otra opción es extender el empeine y dejar el pie bien en punta, dibujando círculos MUY pequeños con la pierna totalmente extendida. Diez circulitos y bajamos controladamente la pierna.

Estos mismos entrenamientos, con ligeras variantes se pueden hacer para todas las patadas, empeine (de costado con la rodilla en la misma línea de la cola extendiendo y flexionando la pierna en cámara lenta, con el empeine extendido), con la patada gancho (mismo que la anterior, pero desde la flexión, la pierna se abre en círculo y luego cierra el talón hacia la cola) y con cualquier técnica de patada.

Siempre recuerden: Máxima lentitud les va a quitar explosividad, así que luego de entrenamientos como estos (que dejan exhaustas a las piernas) conviene descansar, estirar un poco y luego ponerse a practicar en máxima velocidad, para no perder la explosividad. Recuerden que un entrenamiento siempre puede anular a otro, desarrollar fuerza puede quitar elongación, desarrollar mucha elongación puede quitarles firmeza en las patadas (porque las articulaciones tienen mayores ángulos por los cuales desviar la pierna), etc.

Es por eso que el Taijiquan (Tai Chi Chuan, whatever) es MUY bueno para adquirir control del cuerpo, la lentitud pero la exigencia de los movimientos (posturas bajas, piernas elevadas, Pu Bu, etc) lo hace un arte marcial excelente para el control corporal y para los curiosos, una buena excusa para incursionar en el fascinante mundo del Tai Chi.

No hace falta hacer todo todos los días (aunque sería ideal), pero si en la semana estiraron mucho en los días anteriores, intenten entrenamientos de bolsa o focos para darle potencia y precisión a los golpes, entrenamientos de fuerza y de impacto. Si están corriendo mucho, levantando peso en sentadillas, entrenando fuerza de piernas, recuerden de compensar con alguna elongación suave y luego ir progresivamente a elongaciones más fuertes, así como si entrenan mucha potencia para sacar la patada, compensen con entrenamientos de traer la pierna de vuelta al a guardia, muchos subestiman este punto, pero una pierna que sólo sabe ir y no volver, es peligrosa para el mismo practicante a la hora de un combate.

Van Tuan Nguyen and Chang Ho Hyun - 16th Asian Games - Day 4: Wushu

Oops!

Precalienten bien, hagan entrenamientos suaves, comiencen a mover todas las articulaciones, de a poco, estiramientos suaves, movimientos pequeños y de a poco empiecen con movimientos más amplios, practicando las patadas bien sueltas, sin mucho esfuerzo para que el cuerpo comience a “entender” qué es lo que va a hacer y cuando el cuerpo esté bien precalentado, comiencen con estos entrenamientos más específicos. ¡Suerte y felices calambres!

Entrenando Kung Fu IV: Patada gancho

En esta sección, repasaremos técnicas de dos practicantes patéticos de artes marciales, pero con suficientes golpes como para poder decir algunas cosas sobre técnicas del Kung Fu y otras artes marciales.

¡Recuerden!:

1)      No somos expertos.

2)      Hay MUCHAS variantes de todo esto.

3)      Depende de la experiencia de cada uno puede servir o ser como los rescates a los bancos: ¡Totalmente infructuoso en la vida real!

4)      No realicen NADA de todo esto sin instrucción adecuada o con alguien responsable con ustedes.

 

Hoy veremos: “Patada gancho”

Esta patada es particularmente difícil de meter en un combate, es bastante arriesgada, pero tiene su efecto sorpresa que la hace valiosa, además de ser un buen entrenamiento del control de piernas.

Ejecución: En particular esta patada tiene una salida distinta a las demás, aunque se puede iniciar como siempre (elevando la rodilla tan alto como sea posible, girando sobre el pie de base y extendiendo y cerrando la pierna como un gancho con el pie hacia el glúteo), se recomienda por fines prácticos, comenzarla como una patada circular (tipo abanico) que dibuje un semi círculo frente al cuerpo y justo cuando está a la altura de la cabeza del oponente, girar sobre el metatarso (sin levantar demasiado el pie de base) y cerrar el talón o planta del pie hacia la cola.

Entonces: Sube la pierna extendida cruzada frente al cuerpo, como si fuera a dibujar un círculo de izquierda a derecha (suponiendo que pateamos con la derecha) y al momento de llegar a la cabeza, el cuerpo gira sobre el pie de base y cierra el pie en un gancho hacia nuestro propio glúteo.

Efecto: Hay dos puntos de impacto posibles, el talón o la planta pie. Si al golpear al oponente cerramos con el talón hacia la cola, el talón impactará, como el pie suele atacar la cabeza en esta patada, es un peligroso talonazo a la sien (o costados de la cabeza). También puede dar en un ojo o en la oreja, haciéndolo aún más dañino. La otra opción es golpear extendiendo el empeine, lo que ocultará el talón y hará que la patada impacte con toda la planta del pie, dando más un sacudón como una fuerte cachetada al rival, quitándole el peligro del impacto del hueso del talón. Esto suele ser mejor para cuando se hace una competencia deportiva “amistosa” y no un combate real.

El efecto es aturdimiento, para la segunda opción.

Ejecución alternativa: La ejecución alternativa es la que en realidad sería la principal, pero por cuestiones prácticas no la colocamos aquí, elevar la rodilla, y al girar sobre el pie de base poniendo el cuerpo ligeramente de costado, dibujamos un pequeño círculo extendiendo la pierna y cerrando con el talón o planta del pie hacia la cola. Más rápida, pero mucho menos potente. Esto sí será tan sólo como una bofetada en la cara, más para humillar que realmente para atacar, a menos que apuntemos a algún lugar específico y seamos suficientemente hábiles como para impactar justo ahí.

*TIP: Conviene entrenarla probando tanto la extensión bien lateral (sacándola desde lo más profundo de la cadera), así como sacándola un poco más de frente, para apreciar todas las diferencias, ya que se puede utilizar de cualquiera de las dos maneras según corresponda en cada caso.

*TIP 2: Es una patada muy compleja para un combate y la velocidad que este implica, por ello, hay que encontrar la manera de meterla de forma sorpresiva, con velocidad y fuerza suficiente.

Esquive: Patada muy fácil de esquivar o bloquear. En general, basta con mantener/subir la guardia a los costados de la cabeza  y la patada impactará allí. Para esquivarla, como suele abarcar bastante espacio frente al oponente, retroceder es lo más adecuado, aunque si uno puede agacharse mínimamente (manteniendo la guardia y la estructura) uno puede seguir atacando por debajo del ataque de la patada gancho, ya que esta suele ser lanzada a la cabeza.

Giro y gancho…: Aquí está la verdadera manera de meter esta patada. Aunque recomiendo practicarla mucho sin giro primero para adecuar la musculatura e intentar darle fuerza suficiente, el giro es la clave para que esta patada salga como dios manda (sí, dios creó las patadas ¡Para que lastimemos a otras personas!). Como siempre, el giro comienza desde la guardia, elevándonos sobre los metatarsos ligeramente y girando hasta que las piernas queden enroscadas, la mirada se clava luego del giro y la pierna retrasada (ahora enroscada ya lista para salir) sube tan alto como puede y al acercarse al oponente, se extiende y se comienza a flexionar (explosivamente) al impactar la cabeza del rival. Conviene practicarla de forma tal que la pierna vuelva a la guardia, aunque muchas veces luego del impacto, suele caer un poco desprolija.

 

En capoeira tienen una versión de esta patada, sólo que la pierna va siempre recta y el cuerpo queda bien abajo, también con giro y una fuerza devastadora. Pero no conozco la técnica exacta, sólo sé que se utiliza mucho en ese arte marcial y que tiene mucha efectividad.

Método de entrenamiento: La patada gancho utiliza mucho el isquio-tibial, así como los gemelos y también requiere mucha firmeza en la pierna de base, para lanzar la patada sin que peligre el equilibrio. Un buen entrenamiento es al trotar, lanzar talones a la cola, tan rápido y fuerte como se pueda durante un tiempo no mayor a 30 segundos. Repetir varias veces durante una sesión de trote. Otro buen entrenamiento es dejar la pierna elevada con la rodilla apuntando lo más alto posible y, tomados de algún lugar para no preocuparnos por el equilibrio, golpear contra un foco o bolsa bien rápido (como un látigo) sin bajar la rodilla. Hacer unas diez repeticiones por lado y si aún queda energía, repetir dos o tres veces más la serie por cada pierna. Se puede entrenar lo mismo sin sujetarse de ningún lado, buscando el equilibrio también, pero ya no nos estaremos enfocando tanto en la patada, por lo que impactar a una bolsa no sería recomendable.

 

Aplicando la patada de gancho: Como mencioné antes, meter la patada gancho en un combate y sin giro, suele ser algo infructuoso, pero no por eso deja de ser una patada muy sorpresiva y efectiva si se la entrena debidamente. Un buen momento para aplicar esta patada es luego de una patada de empeine (Lean el “Entrenando Kung Fu I”, para más detalles), apoyando la pierna que dio la patada de empeine y girando sobre la misma para sacar la pierna de atrás con giro y gancho. Esto es bueno sobre todo si el rival suele contraatacar con frecuencia y utilizando los puños, ya que luego del “empeinazo“ sobre su guardia, es probable que la baje para intentar golpear y ahí es cuando nosotros bajamos la pierna (a voluntad, rápido) y giramos para darle con la siguiente patada, giro y gancho.

Otra forma de meter la patada gancho es (si se desarrolla habilidad suficiente) lanzando la pierna como si fuera una patada lateral por dentro de la guardia del rival y desde dentro cerrar el pie hacia atrás, haciendo el gancho por dentro de su guardia y golpeándolo sorpresivamente. El riesgo de esto es que nuestra pierna puede quedar atrapada por dentro de la guardia del rival, con el consiguiente pataleo desesperado por zafar, seguido de una humillante paliza.

PRO: Efecto sorpresa, versatilidad.

CONTRA: Difícil de meter en combate, difícil de darle fuerza suficiente para que sea efectiva en combate.

Entrenando Kung Fu

"Busca la verdad en tus propias experiencias. Absorbe lo que es útil para ti. Descarta lo que es inútil para ti. Agrega lo que es útil de tal manera que sea particularmente tuyo" - Bruce Lee -

La nota fake del día

Cuando los medios de comunicación compran (y revenden) fruta sin chequear.

Mi Casa con ProCreAr

Información sobre el plan PROCREAR: no es una página oficial, simplemente gente que comparte su experiencia. Sumate!!

The Typical Viajero

"The earth is but one country and mankind its citizens." Bahá'u'lláh

Tema Libre! Magazine

Noticias de la calle

Vibrando con palabras

Aquí vuelco las palabras que van surgiendo en cada momento de mi vida. Los invito a disfrutarlas...

A %d blogueros les gusta esto: