Recuerdo que a principios de éste milenio, luego del “boom” de las torres gemelas hubo un boom mundial sobre “defensa personal”, de hecho la mayoria de éstos “consejos” no los encontré en la net, porque son de los mails de esas epocas, (nade de hoax como el de los taxis). Lo raro es que uno creería que son consejos para mujeres, pero ellas ya saben estas técnicas y mas desde que son chicas, diría que son los hombres los mas “vulnerables” ya que es raro que vayamos atentos a nada cuando caminamos.

 

Defensa personal consideraciones:

LOS PERROS COMO DISUADORES DE ASALTOS:

Contrario a lo que mucha gente piensa, es preferible un perro entrenado como guardián, a un perro entrenado para atacar. En primer lugar, porque entrenar a un perro puede ser muy costoso y una vez entrenados, no son buenos con amigos y miembros de la familia.
Y en segundo lugar, es probable que un asaltante no tenga reparos en matar a un perro que lo está atacando, por lo tanto, si le tenemos afecto a nuestra mascota, es mejor cuidar de ella en caso de robos o asaltos.
Los perros son uno de los disuadores mas efectivos contra intrusos; incluso los perros pequeños, a pesar de ofrecer poca protección física pueden salvar vidas. Por esa razón, considera los siguientes puntos:

No adquieras un pura raza caro. Un mestizo puede ladrar lo suficientemente fuerte y tienden a tener mejor carácter que los pura raza.
Las perras tienden a ser mejores guardianes que los perros (incluso si no tienen entrenamiento específico), por el lazo que adquieren con sus dueños.
Tal vez sea mejor comprar o adquirir el perro ya adulto y de alguna persona a la cual se le pueda preguntar acerca de su personalidad.

Presta siempre atención al comportamiento de tu perro. Cuando escuches algún ruido o te sientas inseguro o con miedo, acércate a tu perro y observa su comportamiento. Si duerme tranquilo, despiértalo y quédate a su lado.
Si sigue tranquilo y totalmente desentendido, pierde cuidado, pero si comienza a ladrar y/o se acerca a la puerta, entonces es casi seguro que alguien (sean conocido o desconocido) está entrando a tu hogar. Trata de ver hacia el exterior, sin exponerte y si tienes dudas, llama a la policía aunque sea para que se pegue un vuelta por el barrio.
Si tienes certeza que alguien está forzando la puerta de tu hogar, enciérrate con tu perro en la habitación más segura de tu hogar, con acceso a algún teléfono o con un celular y llama a la policía. Pero no arriesgues la vida de tu perro dejándolo que enfrente solo al asaltante.
Por último, si tienes por costumbre sacar a pasear a tu perro, considera llevarlo contigo cuando sientas miedo o dudas de dirigirte a un determinado lugar. Caminar con un perro (o incluso llevarlo dentro de un auto), disminuye muy considerablemente las probabilidades de sufrir un asalto, especialmente si el perro es grande.
Uno debería elogiar a un perro que le ladra a extraños cuando se acercan a nuestro hogar.

CONSEJOS GENERALES DE PREVENCIÓN EN LA CALLE Y LUGARES PÚBLICOS:

  • No salgas a caminar, correr o andar en bicicleta con auriculares puestos porque limita tu capacidad de captar posibles peligros en el entorno al no poder valerte de tu sentido de audición y al generarte una distracción extra.
  • Evita estar distraído o enojado mientras caminas por la calle, porque limita tu conciencia del entorno. En cambio, demuestra que eres una persona atenta y con gran carácter. Un fuerte lenguaje corporal es un excelente arma para disuadir cualquier intento de asalto.
  • Si te sientes incómodo en un determinado lugar, vete de allí. Nunca cuestiones tu intuición.
  • Trata de vestir zapatos cómodos cuando camines por la ciudad.
  • Nunca dobles la esquina cerca de la pared. Aléjate siempre unos metros para poder tener tiempo de reaccionar si intentan sorprenderte.
  • Aprende a utilizar el reflejo que genera el vidrio de las ventanas de las casas o vidrieras de negocios para identificar si alguna persona sospechosa te está siguiendo.
  • Familiarízate con zonas o lugares donde puedes llegar a ser emboscado y trata de evitarlos.
    Cuando entres a un lugar obscuro, tómate unos segundos, antes de moverte, para que tus ojos se acostumbren.
  • Si cuando caminas por la calle, un auto se aproxima y sus ocupantes comienzan a acosarte, grita y corre en la dirección opuesta al tránsito.
  • Nunca le des la espalda a un agresor potencial, al menos que se encuentre lo suficientemente lejos como para poder agarrarte.
  • Evita paradas de colectivo poco iluminadas y/o desiertas.
  • Conoce los horarios del colectivo para evitar largas esperas.
  • Separa anticipadamente algo de dinero para el boleto del colectivo u otros gastos que debas realizar.
  • Si dentro del colectivo, sube un grupo alcoholizado o pendenciero, tal vez sea mejor que bajes en la siguiente parada.
  • Cuando te bajas del colectivo, presta particular atención a quién baja contigo y a quién espera en la parada.
  • Si te sentas del lado de la ventanilla en un vehículo, no apoyes allí tu brazo con el reloj o joyas. Te pueden tironear las pertenencias desde afuera y con el impulso del vehículo, lo más probable es que logren arrancarlas.
  • Evita dormir en transportes públicos y trata de no utilizarlos si estás alcoholizado.
  • Los adolescentes que usan mochilas sobre sus espaldas, no deben guardar dinero. Tal vez el uso más correcto para viajar sería ubicarla hacia adelante del cuerpo.
  • Evita llevar muchos bultos a la vez. Trata de mantener siempre una mano libre.
  • Si estás vistiendo zapatos con tacos altos y algún sospechoso te sigue, quítatelos y corre descalza.
  • Cuando utilices cajeros automáticos o vayas al banco, guarda el dinero antes de salir de él.
  • Cuando necesites retirar una suma importante de dinero, no vayas solo a hacer la operación y concurrí vestido con sencillez. No te olvides que dentro de la institución donde estas operando puede haber un marcador (persona que le avisa a otros cómplices que vos tenés dinero, para que los otros sepan a quien robarle) que, obviamente, no tendrá aspecto de delincuente.
  • Limita al mínimo el numero de personas que conozcan tus movimientos de dinero y evita las rutinas. Si tus empleados saben que los días 4 de cada mes extraes dinero, evita concurrir siempre a la misma hora y hazlo por diversos caminos.
  • A la salida del banco, no tomes un taxi que esté estacionado en la puerta de un banco (puede estar en combinación con otro sujeto que te haya visto dentro de la institución). Es recomendable que recurras a un servicio de remisse conocido o un vehículo que puedas identificar.
  • Presta particular atención a los motociclistas que están detenidos en las cercarías (especialmente si tienen casco). Es fácil reconocer al mensajero que va con su bolsito en la espalda y un montón de papeles para entregar.
  • Evita no llevar el dinero en maletines o portafolios ya que son fácilmente arrebatables.
    Cuando entres a un taxi, observa la identificación del conductor y asegúrate que concuerde con su rostro. Si no hay una identificación en el auto, bájate inmediatamente.
  • Al subir al taxi, en lo posible, indícale al chofer el camino que prefieres o pregúntale cuál va a elegir, antes de que se desvíe por la dimensión desconocida.
  • En el taxi una de las maneras mas clásicas en las que actúan los delincuentes, es la aparición de uno o dos desconocidos que, es connivencia con el taxista, interrumpen el viaje. Ascienden, dicen estar armados, se apoderan de los valores del pasajero y lo pasean por lo cajeros automáticos, dejándolo con una suma suficiente como para volver a casa.
  • Si crees que alguien te está siguiendo cuando caminas por la calle, cruza la calle en un ángulo de noventa grados y observa el comportamiento de todas las personas que están a tu alrededor.
  • Cuando utilices algún transporte público, siéntate lo más cerca posible del conductor
  • Cuando camines por lugares muy concurridos, asegura tu cartera cerca de tu cuerpo con la solapa mirando hacia ti.
  • Si caminando por la calle adviertes que tienes la ropa manchada con líquido, alguna sustancia blanca o algo indeterminado, no aceptes colaboración de extraños para quitar la mancha. Apresura el paso porque es una de las trampas más habituales para revisarte los bolsillos y la cartera.
  • Ten el llavero preparado unos metros antes de llegar a la puerta de tu casa (sin exhibirlo). Nunca te pongas a revolver la cartera o los bolsillos justo en la entrada.
  • En bares o restaurantes nunca dejes la cartera en una silla o en una mesa cercana. No la coloques en el suelo entre las piernas, ya que con un alambre de atrás te la pueden quitar.

PORQUÉ ES MEJOR NO TENER ARMAS DE FUEGO:

Es una realidad que las armas nos dan una considerable ventaja sobre cualquier atacante, pero no hay que olvidar un par de cuestiones acerca de sus usos:

  • Para manejar cualquier arma de la manera correcta se necesita un mínimo de entrenamiento.
  • Es ilegal portar y utilizar armas sin un permiso otorgado por una autoridad competente. E incluso con el permiso, es una obligación tener las balas y el arma en lugares diferentes, por lo que la posibilidad de utilizarla efectivamente se reduce considerablemente.
  • Hay que justificar legalmente haber matado a una persona. Y si el juez no está completamente convencido de que nuestra acción fue por legítima defensa, podemos llegar a ir presos.
  • Las armas (especialmente armas de fuego) muchas veces fallan, se traban y se quedan sin municiones.
  • Si en nuestro hogar, con frecuencia hay niños, es recomendable tener el arma bajo llave o en algún lugar donde los niños no puedan acceder a ella, para evitar accidentes. Pero entonces, si el arma está bajo llave y un asaltante nos toma por sorpresa, no vamos a tener tiempo necesario de ir a buscarla.
  • Si al momento de utilizarla no estamos convencidos de poder hacerlo, nos la pueden quitar y usarla contra nosotros. Por lo tanto, no le facilitemos las cosas a nuestro atacante, ofreciéndole nuestra arma.
  • Dispararle o apuñalar a una persona, genera bastante impresión. Hay mucha sangre y gritos de dolor que no cualquiera puede soportar.

Como conclusión, a pesar de decidirte a portar alguna clase de arma, deberías tener una mínima cantidad de habilidades físicas que puedas usar cuando te encuentres en peligro.

COMUNICACION NO VERBAL CON AGRESORES: (Reglas Generales)

Generalmente, cuando uno se siente desafiado por otra persona, es fácil dejar que el ego tome decisiones por uno mismo y probablemente erguiremos el cuerpo, ensancharemos el pecho y miraremos al otro individuo a los ojos devolviéndole su mirada desafiante.

Ahora, piensa lo que realmente estarías logrando con eso. Evalúa la implicancia táctica que tiene en cualquier situación de violencia.

EVITAR MIRARLO DIRECTAMENTE A LOS OJOS: una rápida mirada de vez en cuando está bien pero evita mirarlo todo el tiempo a los ojos, en primer lugar porque el agresor puede interpretarlo como un desafío; también porque la mirada del asaltante puede intimidarte y ocultarte sus verdaderas intenciones y por último, mirarlo a los ojos reduce tu visión periférica, por lo que es recomendable fijar la vista entre su boca y su cuello para de esta manera poder apreciar con mayor facilidad cualquier movimiento de sus hombros y sus brazos (ten en cuenta que es imposible realiza un golpe sin antes mover el hombro y el brazo).

MANTENER EL CONTROL DE NUESTROS MOVIMIENTOS COMO SI ESTUVIERAMOS TRANQUILOS: esto es difícil de realizar pero es muy importante intentarlo. Si estas incómodo por su presencia y te sientes intimidado, no se lo demuestres. Si está buscando una persona débil, no le demuestres que tu eres una.

NO BAJAR LA VISTA, FIJARLA EN OTRO LADO NI REPENTINAMENTE MIRAR HACIA OTRO LADO: esto le demuestra al agresor que te sientes incómodo con su presencia y que eres una persona de poco carácter.

NO DARSE VUELTA DE MANERA DESAFIANTE.

EVITAR TOCARLO: esto usualmente genera la famosa respuesta: -¿qué me tocas?- la cual genera más agresión.

MANTENER EL CUERPO CON UN ENFRENTAMIENTO PARCIAL: Esto ayuda a proteger tus puntos más vulnerables (genitales por ejemplo.)

Anuncios