“La música es una transposición sentimental de lo que es invisible en la naturaleza”

-Claude Debussy (compositor francés:1862-1918)-

 

 

Es curioso. Cuando era chico, todos mis compañeros gustaban de cierta música, casi toda música de mierda, pero eso no impedía que la disfrutaran. Una vez, uno de mis hermanos mayores me preguntó: “¿Qué música te gusta?” a lo que yo le respondí “ninguna” y riéndose me dijo que eso era imposible, que tarde o temprano alguna música tenía que gustarme.

Hoy día, me gusta prácticamente TODA la música.

Empecé metalero, seguí con el jazz, pop, después descubrí el Industrial, el industrial me llevó al black metal y de ahí pasé al Indie rock y de ahí al Chill Out, luego al Dance, House y pasé por estilos con nombres propios como Grindcore (sep sep, me duró una semana, pero también lo pasé), New-Metal, Gothic Symphonyc metal  (todavía hoy escucho esta banda y se me pianta un lagrimón), así como por el reggae, el flamenco, música tradicional y nativa de los pueblos del mundo y bueno, ahora prácticamente no hay límites para lo que me gusta escuchar. (Sí, también funk, fusión y másmucho más)

De hecho, llegué al punto en el que si alguien me dice que NO le gusta cierto tipo de música, inevitablemente pienso en esa persona como alguien de limitaciones mentales… sé que no es así, porque no puede gustarle todo a todo el mundo, los gustos definen nuestra personalidad y no tiene por qué ser tan expansivo. Racionalmente lo entiendo, pero hasta que logro que la razón se alimente de eso y que mi corazón deje de sentir que estoy hablando con un cavernícola, toma un tiempo.

De todas formas, no soy al único que le pasa (¡Gran descubrimiento!), sino que todos de alguna manera etiquetamos al resto por lo que escucha.

Muchas veces me encuentro con gente a la cual le estoy mencionando las bandas que estoy escuchando “últimamente” y mientras los confundo con una playlist que incluye Luar Na Lubre, Calle13, Amorphis y la banda de sonido de Hero, voy notando como la mirada les cambia, la postura y los gestos, si llego a mencionar cualquier banda que está en su lista mental, en seguida se nota.

A veces hasta lo hago a propósito, si hablo con un rockero, además de mencionarle a Sabbath, AC/DC, a  Zeppelin y para impresionar a Uriah Heep, insisto en que me gusta toda la música, sólo para que pregunte de nuevo y poder decirle que estoy escuchando un tema de Calle13 que tiene de base una cumbia villera.

El tema me encanta, pero me encanta por una simple razón: Porque la banda (Calle13) fue tan pero tan astuta, que para que yo pueda comprender algo incomprensible para la mayoría de nosotros cabezas huecas, hizo un tema con un espíritu innegable, una letra ácida, muy inteligente y le puso una base de eso que uno rechazaría en primera instancia viniendo del “palo” musical del que viene: Cumbia villera. Gracias a esuchar maravillas como “Latinoamérica” ó “Llégale a mi guarida”, siento que ahora comprendo un miligramo más del mundo en el que vivo y que me he vuelto más sensible a una realidad y a muchas más cosas.

Sé que no pasó por casualidad, sino porque hubo una mente generosa dispuesta a tomarse ese laburo por un montón de giles que como yo, rechazan música sólo por las etiquetas, sólo por lo que traen en su cabecita llena, sólo porque creen que ya saben cosas.

Ellos, demostraron que no.
Pero bueno, ustedes no están acá para leer por qué posteo tanta basura semanalmente o diariamente (¡¡Cuando pueda, no me jodan que acá el director del Magazine no le paga a nadie!! ¡Póngase Oscar!), ustedes están acá por música y hoy le tocó a una banda de música folklórica, neo-folk… neo-celtic-folk… neo-celtic-folk-metal… viking metal… celtic-nordic-metal… baaaah carajo!!!

Podría hablar de muchas, pero quiero mencionar a una que duró poco (un demo nomás…) y que hay un tema en particular, que me hace desear escuchar mucho más. Esto no será posible y además, no todos los temas de ese corto demo son buenos.
La banda de hoy es: BARKSTEN.

pero como son más “OHW” que banda, les comento que EL tema se llama “The beauty of a witch” (“La belleza de una bruja”) y empieza con un ritmo folk, hecho con sintetizador, pero muy lindo, realmente. Luego empieza la parte “metalera”, pero no quita la armonía que venía de la música folclórica y ESO me encantó.

Este es el tema:

…  la demo completa se puede bajar de : http://www.metalminos.com/foro/index.php?topic=5741.0

Es una de esas bandas que hubieran hecho algo muy original, ya que los además de los teclados, hay un par de moviditas “tecno” incluídas en la demo, metal (muy armónico), melodías muy originales (o muy simples, pero poco utilizadas de esta manera).

Además de este tema, la demo (hecha en 1999) tiene los siguientes temas:

1.- Justice

2.- Moving Closer

3.- The Beauty of a Witch

4.- The Juggler

5.- The Struggle

Les dejo el otro que se puede encontrar en Youtube:

No hay mucho más que decir de esta banda sueca de “Folk metal” (ó según algunas bocas, Medieval/Folk metal), sólo que se dividieron y que jamás volvieron.

Quizás, es ese misterio el que la hace más interesante aún. Es un solo tema el que vale, es un solo tema el que aún hoy desde hace más de ocho años, escucho de vez en cuando y mi mente se transporta.

He escuchado mucho metal “folk”, “medieval”, “celta”, etc, pero pocos logran combinar bien la melodía medieval, clásica, con la música que suena con tanta sencillez.

Un GRAN ejemplo de combinar bien, es en mi opinión: Haggard. Lo que para muchos es una aberración hacia la música clásica y para otros hacia el metal, a mí me cayó muy bien, sobretodo el primer disco que escuché (que no es el primero que sacaron), llamado: “Awaking the centuries”, con temas geniales como el mismísimo “Awaking the centuries”  y del mismo disco “Final Victory”.

Esa misma banda tiene otro excelente discazo llamado “Eppur si mouve”, además, prácticamente todo lo que hacen es genial y combina perfectamente música clásica/medieval/etc con metal. (Sacó luego “Tales of Ithiria” en el 2008)

Y bueno… también… ¡¡Son más de 16 integrantes!!

Pero bueno, hoy compartí con ustedes esa gran banda que no fue: Barksten.

Ni fotos de ellos pude conseguir… y bue’, algunos grosos mueren jóvenes. Por ahí para que no tengamos tiempo de ver lo chotos que eran en realidad… que bueno! 🙂

Como ellos, hay muchos, ya hablaremos en un futuro próximo sobre ellos.
Los dejo, con más Wachiturros: