>Recuerdo que la gente nos preguntaba: ¿ustedes no son la generación apática?
Nos imaginaban despatarrados en el sillón casi todo el día viendo TV, cínicos, con nuestra música y tomando cerveza.
Hoy ya no somos asi, tenemos entre 25 y 36 años, tenemos familia, disfrutamos de nuestros trabajos y de la vida. Crecimos. Ya no somos adolescentes. Ésa es la generación siguiente (la Generación Y) pero pasaron muchas cosas para llegar aqui.

Durante nuestra infancia la cantidad de divorcios aumentó más de 50%. Fuimos los primeros en tener la llave de nuestras casas desde chiquitos; éramos hijos en hogares uniparentales. Dejo de existir la idea de dos padres, dos hijos, un perro y un jardín. ¿Eso qué implica? ¿Confianza? Teníamos que arreglarnos solos, jugar, aprender y protegernos.

Nos criamos en un mundo decadente. El reciclaje no existía, teniamos la amenaza de muerte, pero no en una guerra como nuestros padres, sino en la casa del vecino, en la calle, en el sexo, ni las escuelas eran ya lugares seguros, ver un arma en una mochila era normal y no debiamos hablar con ningun extraño.
Nos criticaban por no interesarnos en lo que estaba pasando en el mundo, pero era sólo porque estábamos muy ocupados tratando de manejar todos nuestros miedos.

Nos criamos en los ’80, una década de codicia y ambición. Nos enseñaron a soñar con ese Porsche rojo, enfundados en un Armani, pero cuando llegamos a los 90 e intentamos conseguir nuestro primer empleo, adivinen que? había recesión; trabajamos con sueldos miserables, volviamos a vivir a casa de nuestros padres o con suerte alquilar pequeños apartamentos con amigos. No nos veíamos muy bien. Fuimos la primera generación a la que no le fue mejor que a sus padres.

Teniamos la sensación de ser inútiles y de no tener valor. No es posible que el coeficiente intelectual de una generación entera pueda caer de la manera que cayó el nuestro; sacábamos las notas más bajas de la historia. Algo andaba realmente mal; pero ya mencioné que el hogar tradicional se estaba desarmando. El sistema de educación no se daban cuenta que no teníamos padres en casa para darnos tranquilidad y ayudarnos con las tareas. Las cosas habían cambiado en la sociedad pero la manera en que nos enseñaban no.

¿Y cómo nos deja todo eso hoy? Nos deja increíblemente independientes y realistas, teníamos que serlo para poder sobrevivir, ésa es la razón por la que fuimos contras durante los 90, los sistemas antiguos no funcionaban para nosotros.
Nos criamos a la sombra de la generación de posguerra y no podríamos lograr más que ellos, grandes dueños de empresas; menos luego del downsizing. Ellos que crearon la mayoria de las drogas que dominan hoy en dia y nos prohiben fumar en sus edificios.

¿Qué podíamos tomar como punto de referencia?. Las cosas cambiaron de forma casi dramática con nuestra generación, incluso la publicidad, el cine, nosotros conocimos casi TODO, usamos desde las TV blanco y negro con perilla hasta los celulares con TV por Internet. Pasamos de ver porno en revistas a ver nuestro propio porno amateur en pocos años. Nos dimos cuenta de que no es posible quedarnos en casa en el mundo de hoy, hay que estar en todas partes, hay que mantenerse constantemente en movimiento.

Fuimos pioneros de una nueva definición de felicidad y éxito; la idea de ser presidentes de empresa y ganar millones de dólares no nos seducía. Insisto: nos criamos en tiempos de recesión económica, para nosotros, la idea de felicidad y de éxito es salir del trabajo a las seis, no nos interesa seguir trabajando hasta las 11; felicidad para nosotros es tener tiempo y salud para estar en familia. La familia es increiblemente importante para nosotros, no queremos que nuestros hijos hereden un mundo en el que deban elegir como referente a un Kurt cobain (aunque su musica es genial).

Hoy en el 2007 somos optimistas, aunque con reservas; antes éramos pesimistas porque realmente veíamos que el mundo andaba mal, pero ahora estamos ganando plata, tenemos trabajo, estamos dispuestos a perdonar fallas cuando vemos que hay pasión; perdonamos los errores si realmente nos muestran verdadero interés por las cosas ¿recuerdan a Clinton?. De todas maneras no nos vamos a olvidar de la época en que la cosa no andaba.

Son pasos más pequeños los que damos nosotros en comparación con la generación anterior. Casi siempre estamos muy a gusto con nuestros empleos; nuestras esperanzas y nuestros sueños son un poco más pequeños; tenemos los grandes también, pero vamos detrás de los que realmente podemos llegar a alcanzar.

Bien, de allí provenimos, y así es como hemos llegado hasta hoy.

Anuncios